Con el aval de:

Colitis Ulcerosa

colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica que forma parte de las conocidas como enfermedades inflamatorias intestinales, entre las que también se encuentra la enfermedad de Crohn. En concreto, la colitis ulcerosa afecta a la mucosa del colon, la cual se inflama y provoca síntomas como la diarrea y el dolor abdominal.

En función de la severidad de los síntomas, esta patología puede ser leve, moderada o grave. Aunque, en general, habrá períodos en los haya más molestias, son los conocidos “brotes”, y otras épocas en las que no haya síntomas, los llamados “periodos de remisión”. Por eso, deben seguirse las indicaciones del gastroenterólogo y acudir a las revisiones periódicas que este paute.

En MSD Salud, te facilitamos información para que conozcas más sobre esta patología: sus causas, diagnóstico, consejos para el día a día, etc. Además, existen asociaciones de pacientes en las que se pueden compartir inquietudes, miedos y, en definitiva, darse cuenta de que no se está solo.

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino que forma parte de las llamadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), entre las que también se encuentra la Enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa afecta a la mucosa del colon provocando una inflamación que puede hacer que aparezcan úlceras en esta parte del intestino. Estas úlceras causan los síntomas característicos de la enfermedad, tales como diarrea o dolor abdominal.

Ante todo, es importante saber que en esta enfermedad hay períodos de mucha actividad llamados “brotes” en los que el paciente se encuentra mal, y otros en los que la enfermedad se apaga o no da síntomas (llamadas “fases de remisión”). Por tanto, aunque la colitis ulcerosa es una enfermedad crónica, puede haber momentos en los que no se manifieste de manera sintomática.

20 preguntas y respuestas sobre la Colitis Ulcerosa.
Hasta el momento la colitis ulcerosa no tiene cura. Se trata de una enfermedad crónica que alterna períodos de actividad, también llamados brotes, con otros períodos en los que no se tienen síntomas.

Listado de Asociaciones de Pacientes de España

 
ConocEII

CONOCEii, un juego de auto-retos con el que podrás conocer tu enfermedad más en profundidad.

Colitis ulcerosa

 
 

Dr. Lorem ipsum

 

acceda aquí >

Información Básica

¿Qué es la colitis ulcerosa?

Definición de colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino que forma parte de las llamadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), entre las que también se encuentra la Enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa afecta a la mucosa del colon provocando una inflamación que puede hacer que aparezcan úlceras en esta parte del intestino. Estas úlceras causan los síntomas característicos de la enfermedad, tales como diarrea o dolor abdominal.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Ante todo, es importante saber que en esta enfermedad hay períodos de mucha actividad llamados “brotes” en los que el paciente se encuentra mal, y otros en los que la enfermedad se apaga o no da síntomas (llamadas “fases de remisión”). Por tanto, aunque la colitis ulcerosa es una enfermedad crónica, puede haber momentos en los que no se manifieste de manera sintomática.

Los síntomas más comunes de la colitis ulcerosa son:

  • Sangre en las heces: si padeces esta enfermedad, es probable que debido a la inflamación y las úlceras del colon tengas episodios de diarrea con un número frecuente de deposiciones que pueden contener sangre. Por lo general, la cantidad de sangre es variable y generalmente va asociada a moco y a veces a pus. La sangre roja brillante cubriendo la deposición, que normalmente se asocia inmediatamente con la posibilidad de hemorroides, puede ser también el indicador de esta enfermedad.
  • Frecuencia en las deposiciones: a veces las deposiciones son muchas, pero de escasa cantidad, aunque no es raro observar pacientes con estreñimiento. Además, la persona afectada puede sentir ganas persistentes de hacer una deposición que no se alivia tras el intento de defecar, lo que se denomina tenesmo.
  • Dolor abdominal: Las personas que padecen CU pueden sufrir además dolor abdominal, que suele ser leve, de intensidad variable y aliviarse con la deposición.
  • Urgencia en las deposiciones
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Pérdida de peso

Si sufres cualquiera de estos síntomas, consulta con tu médico para descartar esta u otras dolencias y, en caso de que sea necesario, recibir el tratamiento adecuado.

¿A qué parte del intestino afecta?

La colitis ulcerosa afecta principalmente al colon, una parte del intestino grueso cuya función es absorber la mayor parte de agua y electrolitos que no han sido absorbidos en el intestino delgado, lo que permite que se complete la formación de heces.

En el caso de la colitis ulcerosa, la parte del intestino que se inflama es la mucosa (piel interior) del colon o intestino grueso. En función de si está afectado en mayor o menor medida, pueden aparecer:

  • Proctitis ulcerosa (afecta al recto, que es la parte final)
  • Proctosigmoiditis ulcerosa (afecta a recto y sigma)
  • Colitis izquierda (afecta a la parte izquierda del colon)
  • Colitis subtotal y la pancolitis (que respectivamente afectan a casi todo o todo el colon)

En la colitis ulcerosa, al contrario de lo que ocurre en la enfermedad de Crohn, nunca se ve afectado el intestino delgado.

Causas: ¿Por qué padezco colitis ulcerosa?

Una de las primeras reacciones de las personas que son diagnosticadas con colitis ulcerosa, es preguntarse por qué tienen esta enfermedad. ¿Se debe a factores externos que no puedo controlar? ¿Tienen que ver mis hábitos de vida en el desarrollo de la colitis?

En realidad, el origen de esta enfermedad todavía es relativamente desconocido. Se sabe, eso sí, que puede existir una predisposición genética a padecerla. Cuando uno de los progenitores tiene colitis ulcerosa, existe un 1,6% de probabilidades de que los hijos puedan desarrollarla. El porcentaje asciende al 15-30% en caso de que tanto el padre como la madre padezcan la enfermedad. Por tanto, la predisposición genética no significa que los hijos vayan a tener siempre la enfermedad de sus padres, pero la probabilidad aumenta.

En la aparición de la colitis ulcerosa también se contemplan factores como la acción de agentes infecciosos o una reacción anormal del sistema inmunológico. Las propias bacterias presentes en el intestino podrían también estar relacionadas con la posibilidad de desarrollar colitis ulcerosa.

Perfil del paciente con colitis ulcerosa

Quién padece colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa afecta por lo general a personas jóvenes. El diagnóstico suele realizarse entre los 20 y los 40 años de edad, aunque también puede darse en otras fases de la vida, como por ejemplo en los niños. Afectan más o menos por igual a hombres y a mujeres.

¿Cuántas personas la sufren?

El número de personas que padecen esta enfermedad en el mundo occidental va en aumento, al igual que ocurre con la enfermedad de Crohn. De hecho, en los países desarrollados las enfermedades alérgicas y autoinmunes (entre las que se encuentra la EII) han aumentado su incidencia a lo largo de las últimas décadas.

Colitis ulcerosa en niños

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) como la colitis ulcerosa, también pueden afectar a los más pequeños, sobre todo a los adolescentes. Aunque es raro que la padezcan, pero al igual que en los adultos, requiere un seguimiento y tratamiento especializado.

Diagnóstico de la colitis ulcerosa

¿Cómo se diagnostica?

La colitis ulcerosa es inicialmente diagnosticada por el médico a través de la recogida de datos y por una exploración clínica. Cuando hables con tu médico de los síntomas que padeces, éste puede preguntarte por antecedentes familiares con tus mismos síntomas o si has viajado a lugares inseguros en el ámbito sanitario. También puede preguntarte si estás tomando medicación, especialmente antibióticos, antiinflamatorios o anticonceptivos orales, ya que todos ellos son susceptibles de producir colitis o diarrea. La conducta sexual es otra cuestión que el especialista puede abordar para descartar enfermedades de transmisión sexual. Además, normalmente te preguntará si fumas de manera habitual.

Después de recoger todos estos datos, el médico puede pedir una analítica en la que, si padeces colitis ulcerosa, determinados parámetros pueden salir alterados. Por ejemplo:

  • Anemia (bajada de glóbulos rojos)
  • Leucocitosis (aumento de glóbulos blancos)
  • Trombocitosis (aumento de plaquetas)
  • Aumento de la velocidad de sedimentación
  • Falta de hierro o de vitamina B12
  • Descenso de la albúmina y a veces alteraciones en las pruebas del hígado
  • Aumento de los llamados marcadores de inflamación, de los cuales el más importante y usado es la proteína C reactiva

Sin embargo, la exploración principal en el diagnóstico de colitis ulcerosa es la endoscopia y la biopsia. La colonoscopia (examen de todo el colon y del final del intestino delgado) es muy importante para saber la extensión del colon afectada y hacer el seguimiento de posibles complicaciones.

Para descartar enfermedades parecidas, como por ejemplo infecciones, puede solicitarse un cultivo de heces (coprocultivo), el examen de parásitos en heces y la detección de toxinas de microbios en la deposición, entre otros.

Existen además unos análisis de inmunología que pueden servir en casos dudosos. Los llamados ANCAs son unos anticuerpos que suelen dar positivos en la colitis ulcerosa, y los llamados ASCAs en la enfermedad de Crohn. No se usan demasiado ni están disponibles en todos los centros.

La radiología tampoco tiene relativamente excesivo valor en la colitis ulcerosa. En algunos pacientes pueden pedirse radiografías de intestino delgado con contraste tragado (tránsito) para estar seguros que no es una enfermedad de Crohn. La ecografía y el escáner no se usan casi nunca.

Me han diagnosticado CU. ¿Qué debo hacer ahora?

Si te ha sido diagnosticada la enfermedad por un especialista, en este caso el gastroenterólogo, lo principal es que se te prescriba el tratamiento más indicado para ti, con el objetivo de alcanzar la remisión de los síntomas. El especialista que te atienda tendrá en cuenta la evolución de tu enfermedad y tu perfil a la hora de elegir la terapia más adecuada. Deberás seguir siempre las indicaciones de tu médico y acudir a las revisiones periódicas que sean pautadas.

Tratamientos de la colitis ulcerosa

¿Tiene cura la colitis ulcerosa?

Hasta el momento la colitis ulcerosa no tiene cura. Se trata de una enfermedad crónica que alterna períodos de actividad, también llamados brotes, con otros períodos en los que no se tienen síntomas.

Sin embargo, a pesar de no tener una cura, la colitis ulcerosa se puede controlar con el tratamiento adecuado. De hecho, en la actualidad la esperanza de vida de los pacientes con esta dolencia es la misma que la del resto de la población.

¿Qué tratamientos están actualmente disponibles?

Tratar la colitis ulcerosa es complejo, ya que hay que diferenciar dos situaciones en función de la evolución de la enfermedad: el tratamiento durante el brote (fases de empeoramiento) y el tratamiento de mantenimiento (medicación que se toma cuando el paciente se encuentra bien para evitar una recaída).

En los períodos en los que no tengas síntomas, es importante que no abandones el tratamiento de mantenimiento con el objetivo de evitar la reaparición de brotes.

¿Siempre es necesario llegar a la cirugía?

En ocasiones, la evolución de la colitis ulcerosa puede requerir cirugía para ayudar a recuperar la calidad de vida que se ha perdido debido al empeoramiento de la enfermedad. La misma puede realizarse bien cuando se producen complicaciones, como hemorragias o perforación del intestino, o cuando los tratamientos médicos no consiguen controlar de forma adecuada la enfermedad. Asimismo, se optará por la cirugía cuando se observen lesiones tumorales o pretumorales en el colon. No obstante, hay que tener en cuenta que la cirugía no es curativa y que no siempre es necesario recurrir a ella.

Colitis Ulcerosa y otras enfermedades

¿Puede afectar la enfermedad a otros órganos?

La colitis ulcerosa puede ocasionar complicaciones en distintos órganos del cuerpo además del intestino. Los más comunes son las complicaciones dermatológicas y las patologías que provocan inflamación y dolor en las articulaciones.

¿Puedo tomar medicamentos para otras enfermedades?

Al igual que ocurre con otras enfermedades, las personas con colitis ulcerosa deben poner especial atención a los medicamentos que puedan tomar cuando tengan otros trastornos o enfermedades. Se debe consultar siempre con el médico si se va a tomar algún fármaco, incluso aunque se pueda comprar sin receta, ya que algunos de ellos pueden tener alguna contraindicación en caso de padecer colitis ulcerosa o interactuar de forma negativa con la medicación propia para la enfermedad.

¿Es lo mismo colitis ulcerosa que enfermedad de Crohn?

No es lo mismo. Ambas tienen en común el formar parte de las llamadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), que producen una lesión inflamatoria en la mucosa del tubo digestivo. Cuando la inflamación se localiza en el colon, se llama colitis ulcerosa. Si la inflamación lesiona el intestino delgado y el colon, recibe el nombre de enfermedad de Crohn. Se diferencian también en las lesiones: la colitis ulcerosa no suele causar granulomas ni fístulas, algo que sí sucede con cierta frecuencia en la enfermedad de Crohn.

Consejos Útiles

Haz vida normal

En la medida de lo posible, trata de no cambiar tus hábitos de vida ni tus rutinas diarias. Tener colitis ulcerosa no implica que no puedas disfrutar de una calidad de vida normal. De hecho, con un control adecuado de la enfermedad y siguiendo los consejos de tu médico, puedes realizar las mismas actividades que hacías antes de ser diagnosticado, siempre y cuando no estés en un período activo de la enfermedad.

Sigue una dieta equilibrada

Al contrario de lo que pueda parecer, no existe ningún tipo de dieta que sea eficaz para reducir los síntomas y los brotes de la colitis ulcerosa. Teniendo esto en cuenta, durante los periodos de remisión, es decir, sin síntomas, tu dieta debe ser siempre lo más equilibrada y saludable posible.

Por el contrario, durante un brote, sí que deberás hacer algunas restricciones. Entre otras, algunas recomendaciones en caso de brote son:

  • Evitar las comidas abundantes.
  • Comer despacio.
  • Evitar el consumo de alimentos o sustancias que irriten el intestino o aceleren el tránsito intestinal como el alcohol, la cafeína, picante o alimentos con alto contenido en grasa.
  • Tratar de consumir productos sin lactosa.

En cualquier caso, no existe una dieta única o que funcione para todos los pacientes, por lo que tendrás que consultar con tu médico y seguir sus recomendaciones nutricionales.

Muévete y practica ejercicio

Tu enfermedad no te limita a la hora de hacer ejercicio o practicar deporte, más allá de los períodos de brote. Puedes practicar cualquier tipo de deporte en función de cómo te sientas y de tus capacidades. El ejercicio físico siempre es recomendable para conseguir una mejor calidad de vida, y los pacientes con colitis ulcerosa no son una excepción. Elige el deporte que más te guste y no dejes de hacerlo.

Disfruta de tu tiempo de ocio

Viajar, salir con amigos, ir al cine… Nada de esto está contraindicado en tu situación. Más bien al contrario: llevar a cabo actividades de ocio que te gusten te ayudarán a mantener una actitud positiva y por tanto a sobrellevar mejor la enfermedad.

En el caso de los viajes, sí es aconsejable que lleves contigo un informe médico con el diagnóstico, la extensión de la enfermedad, el grado de actividad y el tratamiento recomendado. Además, es importante tener la cartilla de vacunación al día y llevar medicación en el equipaje de mano. Y si te desplazas a países con medidas higiénicas deficientes, ten cuidado con lo que comes y bebes.

Procura alejar el estrés

No existe evidencia de que el estrés provoque colitis ulcerosa, si bien, el hecho de que te encuentres mal físicamente sí que puede repercutir en el hecho de que te sientas mal y hacerte más vulnerable a padecer alteraciones emocionales. Por tanto, el estrés percibido (y no el estrés en sí), puede ser un desencadenante de brotes de la enfermedad y aumentar los síntomas. Por ello, es importante mantenerlo controlado en el día a día.

Sigue con tu vida sexual

Si tienes colitis ulcerosa, es posible que te plantees muchas preguntas sobre tu vida sexual: ¿Cómo reaccionará mi pareja? ¿Podré seguir manteniendo relaciones sexuales normalmente?

Afortunadamente, los médicos y los pacientes tienen cada vez más recursos para mantener controlada la enfermedad. Esto hace que los períodos de brotes en los que los síntomas se manifiestan sean cada vez más cortos. Hoy puedes mantener por más tiempo la enfermedad sin recaídas, y esto ayuda a llevar una vida sexual normal.

No tengas miedo a quedarte embarazada

Si eres mujer y estás pensando en quedarte embarazada, has de saber que la mayoría de las mujeres con colitis ulcerosa puede tener un parto y un embarazo normales. De hecho, tanto los hombres como las mujeres que padecen esta enfermedad tienen la misma fertilidad que la población general.

Sin embargo, los médicos aconsejan a las pacientes no quedarse embarazadas cuando tienen activa su enfermedad, ya que corren el riesgo de sufrir un aborto, parto prematuro y nacimientos de niños con bajo peso. Es por esto que es más seguro tomar la precaución de programar el embarazo en un momento en que la enfermedad esté en fase de remisión.

Busca apoyo en otros pacientes

Cuando a una persona se le diagnostica colitis ulcerosa, probablemente sea la primera vez que escuche hablar de esa enfermedad. En ese momento pueden aparecer sentimientos como ansiedad o preocupación. Buscar apoyo de personas que están pasando por lo mismo que tú, te ayudará a entender mejor tu enfermedad y a compartir experiencias. En tu provincia o cerca de ella encontrarás asociaciones de pacientes a las que puedes recurrir.

Mantente informado sobre tu enfermedad

Las asociaciones de pacientes te ayudarán a estar al día de tu enfermedad, tanto de lo que se debe y no se debe hacer, como de las causas, síntomas o tratamientos disponibles en la actualidad. Si buscas información por internet, asegúrate de que sea una fuente fiable y veraz. Y recuerda: no todo lo que está publicado en la red es verídico. Si tienes cualquier duda relacionada con tu enfermedad, acude a tu médico. Él resolverá mejor que nadie tus preguntas.

Date tiempo

Si te acaban de diagnosticar colitis ulcerosa, es normal que tengas sentimientos negativos relacionados con la enfermedad, como tristeza, incomprensión o desesperanza. Date tiempo para adaptarte a tu nueva situación. La mayoría de personas a las que se les diagnostica una enfermedad crónica suelen necesitar tiempo para hacerse a la idea. No olvides que a pesar de padecer colitis ulcerosa podrás tener una calidad de vida normal. Aceptarlo es un paso más para seguir adelante con tu vida.

¿Quieres saber más?

El impacto psicológico de padecer colitis ulcerosa: Pide ayuda

Cuando a una persona le diagnostican colitis ulcerosa, por un lado, puede sentir alivio al poner nombre al fin a los síntomas que pueden llevar acompañándole un tiempo. El diagnóstico le permitirá buscar el tratamiento adecuado y mantener controlada la enfermedad con la ayuda del especialista. Sin embargo, el impacto de la noticia de padecer una enfermedad crónica puede ser duro. En poco tiempo, la persona que no hace mucho estaba sana, debe hacerse a la idea de que padece una enfermedad que le acompañará el resto de su vida. Y aceptar esto puede no resultar fácil.

A esta cronicidad de la colitis ulcerosa, hay que sumarle los síntomas propios de la enfermedad que hacen que, en ocasiones, el día a día sea difícil de llevar, especialmente en época de brotes. Por todo ello, nuestra percepción sobre nuestra salud se modifica, y surgen numerosas dudas sobre cómo va a cambiar nuestra vida.

Es en ese momento cuando, posiblemente, puedas sentir tristeza o desesperanza. Debes saber que estas emociones son muy normales en cualquier paciente al que se le diagnostica una enfermedad crónica como la colitis ulcerosa. Las personas que han pasado por tu misma situación explican a otros enfermos que sus principales preocupaciones al inicio de la enfermedad eran la falta de energía, la sensación de pérdida de control de la enfermedad, el sentimiento de ser una carga para la pareja y la familia, el temor a no ser aceptado por no poder controlar las evacuaciones, el miedo a la repercusión en el trabajo y en el tiempo de ocio, o los cambios en la imagen corporal.

Sin embargo, la sensación subjetiva del bienestar y la calidad de vida tiene más que ver, según diversas investigaciones, con la sintomatología de ansiedad y depresión del paciente que con la gravedad de los síntomas físicos. El estrés puede afectar al bienestar psicológico, y de esta forma influir en la gravedad de los síntomas. Los sucesos vitales estresantes son el factor psicopatológico más importante en los pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales. También se ha demostrado que la manera en que un paciente con este tipo de dolencias afronta su situación, determina en parte su calidad de vida.

Por todo ello, es importante que las personas con colitis ulcerosa reciban todo tipo de apoyo para aprender a manejar su estrés. La orientación por parte de familiares, personal de la Unidad de Atención Especializada y asociaciones de pacientes, es fundamental. Sentirte apoyado hará que comprendas mejor tu enfermedad y percibirás que tienes un mayor control de tu dolencia.

Encuentra apoyo en las Asociaciones de Pacientes

Existen numerosas asociaciones de pacientes en las que las personas que padecen colitis ulcerosa pueden sentirse apoyadas, resolver dudas y compartir experiencias con otros pacientes o familiares. En España, existe una confederación de asociaciones de enfermos de Crohn y colitis ulcerosa, llamada ACCU-España (Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa). Un total de 36 asociaciones de pacientes repartidas por distintas comunidades autónomas forman dicha asociación, por lo que casi con total seguridad tendrás una asociación cerca de donde vives. Puedes comprobarlo en la página web de ACCU-España (www.accuesp.com/), que además actualiza periódicamente sus contenidos con noticias e informa de las actividades que realizan los asociados. Si tienes colitis ulcerosa, una asociación de pacientes puede ayudarte a sobrellevar mejor la enfermedad, entenderla más profundamente y, sobre todo, saber que no estás solo.

Asociaciones de pacientes, sociedades científicas y otras organizaciones médicas

Listado de Asociaciones de pacientes en España

Existen numerosas asociaciones de pacientes en las que las personas que padecen colitis ulcerosa pueden sentirse apoyadas, resolver dudas y compartir experiencias con otros pacientes o familiares. En España, existe una confederación de asociaciones de enfermos de Crohn y colitis ulcerosa, llamada ACCU-España (Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa). Un total de 36 asociaciones de pacientes repartidas por distintas comunidades autónomas forman dicha asociación, por lo que casi con total seguridad tendrás una asociación cerca de donde vives. Puedes comprobarlo en la página web de ACCU-España (www.accuesp.com/), que además actualiza periódicamente sus contenidos con noticias e informa de las actividades que realizan los asociados. Si tienes colitis ulcerosa, una asociación de pacientes puede ayudarte a sobrellevar mejor la enfermedad, entenderla más profundamente y, sobre todo, saber que no estás solo.

Asociaciones de pacientes

ACCU ESPAÑA
C/ Enrique Trompeta, 6 - Bajo 1
28045 Madrid
Tel. 915 426 326
accuesp@accuesp.com
www.accuesp.com/

Sociedades científicas

Otras organizaciones médicas

Guías de Pacientes

20 preguntas y respuestas sobre la colitis ulcerosa

20 preguntas y respuestas sobre la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica que se engloba dentro del grupo de Enfermedades Inflamatorias Intestinales, entre las que también se encuentra la Enfermedad de Crohn.

Infografía 1. Causas y síntomas de la colitis ulcerosa

Infografía 1. Causas y síntomas de la colitis ulcerosa

Infografía informativa sobre las causas y síntomas en la colitis ulcerosa.

Infografía 2. Diagnóstico y tratamiento de la colitis ulcerosa

Infografía 2. Diagnóstico y tratamiento de la colitis ulcerosa

Infografía informativa sobre el diagnóstico y tratamiento de la colitis ulcerosa.

6 preguntas sobre la colitis ulcerosa

6 preguntas sobre la colitis ulcerosa

Infografía interactiva para ayudar a los pacientes a solucionar posibles dudas sobre la colitis ulcerosa.

Multimedia

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.