Ante una operación

Enfrentarse a una intervención quirúrgica es una situación a la que muchas personas se enfrentan a lo largo de la vida. Existen muchas razones por las que una persona puede necesitar la cirugía: para prevenir o aliviar el dolor, reducir el síntoma de algún problema de salud, o mejorar el funcionamiento de alguna parte u órgano del cuerpo. También se puede llevar a cabo de manera preventiva para encontrar alguna alteración orgánica sobre la que existen dudas o resolver un diagnóstico dudoso. Ante estas circunstancias, puede resultar útil conocer determinados aspectos de la cirugía, como por ejemplo, si algo se va a reparar o quitar, por qué es necesaria la intervención, de qué manera transcurrirá la operación o qué podemos esperar al despertar de la misma. Saber lo que puede ocurrir, podría ayudarte a enfrentarte de una manera más positiva a una cirugía.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.