Prepararse para la cirugía

¿Por qué no podré comer ni beber antes de la intervención?

Hay algunos aspectos que deberás tener en cuenta dependiendo del tipo de operación. Por ejemplo, no deberás comer ni beber nada desde la noche anterior a la cirugía. La anestesia altera los reflejos normales de tu cuerpo, de forma que algunas defensas de tu organismo dejarán de funcionar temporalmente.

Por ello es necesario que el estómago y los intestinos estén vacíos durante la intervención para evitar el vómito durante la anestesia, ya que puede entrar en los pulmones y causar una infección. Es por esto que tu médico te pedirá que no ingieras nada las horas previas a la cirugía. Si lo considera necesario, también podría pedirte que tomes un laxante para asegurarse que los intestinos están vacíos. En todo caso, será el anestesiólogo quien te indique cuánto tiempo debes guardar ayuno y qué es lo que puedes tomar. Es imprescindible seguir sus instrucciones, ya que de lo contrario podría ser preciso posponer la intervención.

Condiciones físicas antes de la operación

En algunos casos, será necesario afeitar la región del cuerpo en la que se va a practicar la incisión, si bien esto tendrá lugar en el hospital, donde también limpiarán el área de la operación para reducir el riesgo de infección.

La preparación mental

Mentalmente, también debes estar preparado. Ante todo, debes tratar de estar tranquilo el día antes de acudir al hospital, aunque es normal sentir ansiedad debido a la cirugía. Estar informado de cómo se llevará a cabo el proceso puede ayudarte a sobrellevar mejor los momentos previos a la intervención.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.