logo cuidar

en VIH

¿Qué hábitos son saludables para mí? 9

A una alimentación sana deberás añadir otra serie de hábitos que beneficien a tu salud, como puede ser el ejercicio físico. Independientemente de si eres una persona con VIH o no, es recomendable mantenerse en buena forma física para poder gozar de una buena salud a lo largo de tu vida. El VIH no afecta de ninguna manera a que puedas hacer ejercicio y mantener una vida sana.

Antes de iniciar una rutina de ejercicios, consúltalo con tu médico. Elije un ejercicio que te divierta y que sea adecuado para tu condición física actual, como:

  • Una clase de gimnasia o ejercicios con máquinas en el gimnasio
  • Pasear en bicicleta, correr o caminar en un lugar de tu agrado
  • Enfocar la mente y el cuerpo en una clase de yoga

El ejercicio puede:

  • Ayudar a reducir los síntomas relacionados con tu enfermedad
  • Fortalecer los huesos y las articulaciones
  • Aumentar la masa muscular
  • Incrementar la resistencia
  • Disminuir la grasa alrededor de la cintura
  • Mejorar tu salud mental
  • Disminuir la presión arterial

El ejercicio es una de las mejores actividades que puedes realizar en beneficio de tu salud.

Siempre es recomendable hablar con tu médico antes de iniciar o modificar una rutina de ejercicio.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.