logo cuidar

en VIH

¿Qué debo preguntar a mi médico? 8

A continuación te proporcionamos una lista de cuestiones que has de conocer y que tu médico te puede responder para resolver las dudas que tengas.

¿Por qué es necesario tomar tratamiento?

El tratamiento evita que el virus se reproduzca en el organismo y que el sistema inmunitario se deteriore 3.

¿Cómo tengo que tomar la medicación?

El médico te indicará la pauta a seguir con tu medicación, es decir, qué dosis, con qué frecuencia, el momento adecuado y si fuera necesario restringir algunas comidas. Es muy importante tomar la medicación tal y como te la ha prescrito tu médico.

¿Qué tratamiento contra el VIH puedo recibir?

En primer lugar, se estudiará tu caso concreto para averiguar cuáles son tus necesidades. En función de ello, el médico te aconsejará un tratamiento u otro, y juntos podréis decidir el que más se ajuste a tus circunstancias particulares. Aunque debes de saber que el tratamiento consiste en una combinación de varios medicamentos diferentes.

¿Cómo sabré si la medicación está funcionando?

Los especialistas encargados de tu tratamiento comprobarán a las cuatro semanas, tras su inicio, si está funcionando.

Además comprobarán si estás siguiendo las pautas que te dieron, requisito imprescindible para que dé resultado. Luego, de manera periódica –al principio cada tres meses y luego si todo funciona correctamente cada seis meses-, te realizarán una prueba de la carga viral. Si ésta es indetectable y tus recuentos de células CD4 se mantienen elevados (o en aumento) significa que el virus se encuentra en los niveles esperados y el tratamiento está funcionando.

¿Qué efectos secundarios puedo esperar?

En primer lugar, no tiene por qué haberlos. Si los hubiese los más frecuentes suelen ser dolor de cabeza, mareos, molestias gastrointestinales, problemas del sueño, etc. La mayoría son leves y se producen al inicio del tratamiento. En el caso de que un efecto adverso sea grave y/o duradero, es importante comunicárselo al médico para valorar posibles cambios en la medicación. Los análisis rutinarios también permiten detectar la presencia de efectos secundarios a medio y largo plazo.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.