logo cuidar

en VIH

¿Qué debe saber mi médico sobre mí? 8

Existe determinada información crucial que es bueno que comuniques a tu médico para que pueda aconsejarte y prescribirte la terapia más adecuada a tus circunstancias.

Así, será importante que cuentes a tu médico si padeces alguna otra enfermedad, ya que tener alguna otra al mismo tiempo que el VIH podría afectar a la evolución de ambas enfermedades, a la selección de sus tratamientos y a cuándo iniciarlos.

Infórmale también de si te cuesta tomar medicamentos correctamente. En ese caso, tu médico podría prescribirte pautas de tratamiento sencillas o proporcionarte consejos que te permitan seguir el tratamiento de forma adecuada.

Si estás tomando otras medicaciones, productos de herbolario u otras sustancias, éstas podrían interaccionar con los medicamentos contra el VIH y podrían provocar un aumento de los efectos secundarios o una disminución de la eficacia tanto de los medicamentos para el VIH como de las otras medicaciones. Por ello, es fundamental que cuentes a tu médico qué otras medicaciones estás tomando.

Otro de los aspectos relevantes que debe conocer tu médico es si bebes alcohol o consumes algún tipo de droga ya que podrían afectar a tu capacidad para tomar el tratamiento para el VIH de forma apropiada e incluso interaccionar con determinados tratamientos para el VIH.

Si eres mujer y deseas tener hijos, has de compartirlo con el médico. Las mujeres con VIH pueden tener bebés sanos con una correcta planificación del embarazo. Tu médico te aconsejará cuándo iniciar el tratamiento antirretroviral para reducir el riesgo de que el bebé se infecte y qué fármacos son los más apropiados.

Si necesitas apoyo psicosocial existe un buen número de organizaciones no gubernamentales (ONG) que pueden proporcionarte apoyo psicológico y/o asistencia social de forma gratuita. Del mismo modo, también puedes acceder a estos servicios a través del sistema sanitario o de los servicios sociales públicos. Tu médico y el resto de profesionales que te atienden te pueden orientar para saber cómo acceder a estos recursos. De hecho, algunos hospitales tienen convenios de colaboración con la ONG de referencia de tu ciudad, donde un educador en salud te podrá apoyar en lo que necesites, como es el caso del Programa Pares D.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.