Enfermedades que se pueden prevenir

Enfermedades transmisibles

Las enfermedades transmisibles son aquellas que se transmiten de un ser humano o animal a otro. Esta transmisión puede ser por vía directa (al toser o estornudar), a través de vectores (organismos vivos como moscas, garrapatas u otros insectos) o a través de sustancias u objetos contaminados (como juguetes, comida o agua).

En este sentido, gran parte de las enfermedades infecciosas son transmisibles de una persona a otra, bien de forma directa o indirecta. Dependiendo del organismo la transmisión puede ser por contacto directo de un individuo infectado con otro no infectado por contacto físico directo, a través de sus secreciones, su piel o sus mucosas, o de forma indirecta a través del aire, cuando la persona infectada estornuda o tose. La varicela, la gripe o el resfriado son un ejemplo de estas enfermedades infecciosas.

Otras enfermedades infecciosas no se transmiten de unos individuos a otros directamente, sino que necesitan infectar otro ser vivo para que éste lo pueda transmitir a otra persona, como es el caso de la malaria, que es transmitida por mosquitos portadores del parásito que causa la enfermedad.

Hoy en día estas patologías son una importante causa de morbimortalidad. A esto hay que unir la aparición de nuevas enfermedades o el distinto comportamiento de enfermedades ya conocidas.

Por estos motivos, todos los países son vulnerables a estas enfermedades y la prevención y control de las mismas es una prioridad en salud pública.

Algunas de las enfermedades infecciosas son:

  • Meningitis
  • Tuberculosis
  • Sarampión
  • Rubeola
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Hepatitis A, B y C

¿Cómo se pueden prevenir?

Para conseguir su control hay que tener un conocimiento lo más completo posible de todos los elementos que intervienen en la transmisión de cada enfermedad:

  • Fuente de infección y organismo que aloja el virus, bacterias u otros microorganismos que pueden causar una enfermedad.
  • Los mecanismos de transmisión.
  • Ser vivo susceptible de ser infectado
  • .

En función de las características de cada uno las medidas serán de un tipo u otro:

  • Medidas sobre la fuente de infección u organismo que aloja el virus, bacterias u otros microorganismos que pueden causar una enfermedad:
    • Cuando el organismo es animal: tratamiento, aislamiento o sacrificio de los animales. También medidas de desinsectación y desratización.
    • Cuando la fuente de infección está relacionada con el planeta Tierra, las medidas irán dirigidas al control del medio ambiente y desinfección.
    • Si el hombre es la fuente de infección, las medidas consistirán en el diagnóstico, tratamiento precoz y la adopción de medidas de aislamiento que dependerán del tiempo de transmisión de la enfermedad, de las vías de eliminación de microorganismos y de las características del medio ambiente.
  • Medidas sobre el mecanismo de transmisión:
    • Contacto directo: dirigidas fundamentalmente a la educación sanitaria para concienciar a la persona enferma o portador a que adopte conductas responsables desde el punto de vista personal y colectivo (uso de mascarillas, preservativos, medidas higiénicas…).
    • Contacto indirecto: higiene de manos, uso adecuado de barreras (guantes, mascarilla...), desinfección y/o esterilización de instrumental, control de aguas de consumo, recreativas y residuales, medidas de higiene y control alimentario.
    • Vectores (organismos vivos como moscas, garrapatas u otros insectos): desinsectación, desratización, control de residuos.
  • Medidas sobre la población susceptible de infectarse:
    • Medida activa: administración de vacunas. Las vacunas son productos biológicos que contienen uno o varios antígenos y se administran con el objetivo de estimular la producción de anticuerpos frente a una enfermedad.
    • Medida pasiva: administración de antimicrobianos (quimioprofilaxis) y/o inmunoglobulinas.

Enfermedades no transmisibles

Las enfermedades no transmisibles se deben a la combinación de los siguientes factores:

  • Genéticos
  • Fisiológicos
  • Ambientales
  • Conductuales

Entre las principales enfermedades de este tipo están:

  • Cáncer
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares (como los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares)
  • Enfermedades respiratorias crónicas (como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma)

¿Cómo se pueden prevenir?

Estas enfermedades afectan a personas de cualquier edad en todos los países del mundo. Las mismas comparten factores de riesgo comunes como el tabaquismo, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y la dieta no saludable.

Se pueden prevenir y controlar a través de cambios en el estilo de vida, políticas públicas e intervenciones de salud y requieren un abordaje intersectorial e integrado.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.