Uso prudente de los antibióticos

Los antibióticos se utilizan para la prevención y el tratamiento de las infecciones bacterianas. Éstas, por el uso indebido de antibióticos, pueden mutar haciendo que puedan no ser efectivos, lo que se conoce con el nombre de resistencia a los antibióticos. Sus consecuencias empiezan a ser un problema de salud mundial. La pérdida de eficacia del antibiótico para el tratamiento de la infección conlleva a que éstas vuelvan a aparecer en el ser humano o en los animales y que sean más complejas o incluso imposibles de tratar.

Aunque se trate de un fenómeno natural, el uso indebido de estos fármacos está acelerando el proceso de resistencia a los antibióticos, es por eso que organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud insta a los ciudadanos a poner en práctica ciertas actitudes que minimicen el impacto de este fenómeno.

La población en general

Es importante que seamos conscientes que los antibióticos se han de tomar únicamente cuando sean prescritos por un médico, siguiendo únicamente sus indicaciones durante el periodo que dure el tratamiento. No se deben tomar antibióticos suministrados por otras personas, ni tomar antibióticos que nos hayan sobrado de otras ocasiones. A su vez, se recomienda potenciar la medicina preventiva y concienciar en el hábito de acciones tales como lavarse las manos, mantener relaciones sexuales con protección, mantener las vacunaciones al día o seguir rigurosamente las condiciones higiénicas requeridas en la manipulación de alimentos.

Organismos políticos

Establecer programas de actuación nacional que favorezcan la vigilancia, prevención y control de las infecciones farmacorresistentes.

Profesionales sanitarios

A los profesionales sanitarios se les recomiendan poner en práctica medidas antisépticas. Es de vital importancia que, primeramente, informen y formen al paciente de la adopción de medidas preventivas de infecciones y que les prescriban antibióticos cuando sean estrictamente necesarios, informarles adecuadamente como los han de tomar, favoreciendo en estos un uso responsable de los antibióticos. Así mismo, si detectan infecciones resistentes a los antibióticos, notificarlo a los equipos de vigilancia.

Sector agrícola

Establecer medidas que permitan prevenir las infecciones, como tener especial cuidado con la higiene o vacunar. Utilizar únicamente los antibióticos bajo la prescripción de un veterinario, pero nunca para estimular el crecimiento de los animales o como medida de prevención.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.