¿Cómo puedo mejorar mi estado físico?

El ejercicio diario es muy importante para mejorar el estado físico. Es normal que debido a la rigidez de los músculos, la fatiga o la debilidad característica de la enfermedad no te apetezca hacer nada. Sin embargo, hacer ejercicio o la fisioterapia es muy útil para mantener y mejorar la movilidad, la flexibilidad y el equilibrio.

Salir a caminar un rato todos los días, nadar o hacer las tareas cotidianas de casa te ayudarán a sentirte mejor. Un fisioterapeuta te puede indicar cuales son los ejercicios más adecuados según en qué fase de la enfermedad te encuentres. Además, te puede dar pautas para evitar las caídas o intentar corregir otros problemas de movilidad.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.