Con el aval de:

¿La depresión es un problema común?

La depresión es uno de los trastornos del estado de ánimo más comunes que puedes padecer si tienes párkinson. Aceptar la enfermedad y afrontarla no siempre es fácil porque la enfermedad es crónica y puede ser invalidante. El psicólogo es quien mejor te ayudará a sobrellevarla y asumir los cambios que van apareciendo en tu día a día a medida que evoluciona la enfermedad.

Según las investigaciones los pacientes con párkinson son más propensos a tener depresión. Y es que la propia enfermedad hace que se pierda la serotonina y la norepinefrina/noradrenalina. Se trata de sustancias químicas cerebrales cuya ausencia parece conllevar un mayor riesgo de tener depresión.

Al igual que el párkinson, la depresión debe ser diagnosticada y tratada.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.