logo cuidar

en OSTEOPOROSIS

Con el aval de:

¿Qué es la Osteoporosis?

La Osteoporosis se caracteriza por una pérdida de la masa ósea y por el deterioro del tejido óseo, lo que da lugar a que los huesos sean frágiles y propensos a sufrir fracturas. También se caracteriza por la existencia de repetidas fracturas osteoporóticas.

De modo similar a lo que sucede con las células de la piel, existe una continua resorción (eliminación) y renovación del hueso, lo que sirve para que el esqueleto se mantenga fuerte y sano. Sin embargo, este equilibrio entre la pérdida y renovación del hueso se altera con el envejecimiento en algunos hombres y mujeres, en concreto puede darse en aquellas que se acercan a la menopausia y en las que ya la han experimentado. En este caso, se pierde mas cantidad de hueso del que se renueva. Cuando un desequilibrio de este tipo de prolonga en el tiempo, a menudo la consecuencia es la Osteoporosis.

La edad y la Osteoporosis

La mayoría de las fracturas de cadera (el 90%) ocurre en personas mayores de 50 años. Esto está parcialmente causado por la reducción de densidad mineral ósea conforme vamos envejeciendo.

Sin embargo, la edad también puede ser un factor de riesgo independientemente de la densidad mineral ósea. En otras palabras, adultos con una buena calidad de hueso pero con edad superior, pueden sufrir una fractura de manera más habitual que las personas de menos edad.

Las mujeres, particularmente las postmenopáusicas, son más susceptibles a perder hueso, que los hombres, pues su organismo produce menos estrógenos. Esta hormona es un componente importante en la formación de hueso. Las mujeres son más susceptibles de sufrir una fractura osteoporótica que los hombres. El riesgo varía desde el 40-50% en mujeres al 13-22% en hombres, a lo largo de su vida.

Consecuencias de la Osteoporosis

Las consecuencias más visibles de la Osteoporosis, vienen representadas por tres tipos de fracturas:

  • Fracturas de muñeca: Se suelen dar en las primeras etapas de desarrollo de la Osteoporosis, siendo una de las señales de alarma que permiten detectar la enfermedad. Producen dolor e incapacidad.
  • Fracturas de columna: Provocan la pérdida de estatura y el encorvamiento de la columna.
  • Fracturas de cadera: Son las más graves y siempre requieren hospitalización. La mitad de las mujeres que sufren una fractura de cadera pierden la capacidad al caminar sin ayuda y casi una tercera parte de estas se vuelven completamente dependientes de otra persona. Dos de cada diez mujeres que sufren una fractura de cadera fallecen en los meses posteriores a la fractura.

Cómo ayudar a prevenir las fracturas

Podemos ayudar a prevenir las fracturas:

  • Asegurando una dieta rica en calcio diariamente.
  • Dando largos paseos al aire libre o estar al sol 15 minutos al día para obtener la vitamina D necesaria.
  • Evitando al vida sedentaria.
  • Realizando ejercicio físico moderado.
  • Acudiendo a un control médico para saber el estado real de tus huesos.

Es muy recomendable además:

  • Graduarse correctamente la vista para evitar tropiezos y caídas.
  • Usar zapatos cómodos con suela antideslizante.
  • Intentar dejar libre de obstáculos la casa para reducir el riesgo de tropiezos y caídas.

En ocasiones, estas medidas no son suficientes. El médico será el encargado de recomendar a cada paciente el tratamiento específico, en caso de ser necesario, que le ayude a mejorar la calidad de sus huesos y así disminuir la posibilidad de sufrir una fractura.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn