Comprender el dolor de cabeza

Muchas personas piensan que un dolor de cabeza es un problema casual, que se soluciona rápidamente con un analgésico y un poco de reposo. En realidad, el dolor de cabeza es uno de los motivos principales de absentismo en el trabajo y en la escuela, y de consultas sanitarias. El dolor de cabeza es la forma más frecuente de dolor. Más de 9 de cada 10 adultos sentirán dolor de cabeza en algún momento de sus vidas.

Cualquiera puede sentir dolor de cabeza, pero cuando los dolores de cabeza frecuentes se interponen con la vida diaria, pueden ser signos de un trastorno de dolor de cabeza. Quizás sea necesaria la ayuda de expertos y de un tratamiento.

Tu médico intentará primero entender el tipo de dolor de cabeza que tienes, para poder encontrar la forma adecuada de tratarlo. El dolor de cabeza se clasifica en 2 tipos: primario y secundario.

Dolor de cabeza primario

Por lo general, este dolor de cabeza no se debe a otra enfermedad o patología. A continuación se describen algunos de los dolores de cabeza primarios más frecuentes:

  Migraña Cefalea tensional Cefalea en racimo
Duración

4 horas - 3 días

De horas a varios días

15 - 180 minutos
Frecuencia Variable: desde una vez al año a dos veces por semana Desde una vez al mes a más de 15 días del mes durante más de tres meses Una o más cada día
Proporción de pacientes afectados (varones/mujeres) Más frecuente en mujeres Más frecuente en mujeres Más frecuente en hombres
Intensidad del dolor Moderado - Intenso Moderado Muy intenso
Descripción del dolor Pulsátil, punzante Tenso, opresivo Muy intenso
Localización del dolor Habitualmente unilateral Bilateral Siempre unilateral y periorbitario
Síntomas asociados Náuseas, vómitos, aversión a la luz, aversión al ruido, síntomas del aurea Posibles náuseas Ojos rojos, lagrimeo, rinorrea o congestión nasal, párpados caídos
Características asociadas Se agrava con la actividad física Dolor en los músculos faciales (en algunos casos) Aparece predominantemente por la noche

Dolor de cabeza secundario

Este dolor de cabeza puede estar relacionado con alguna otra enfermedad o patología que afecte al cerebro. Algunas de las causas más graves del dolor de cabeza secundario incluyen los siguientes: tumor cerebral, accidente cerebrovascular, exposición a sustancias tóxicas (monóxido de carbono, químicos y metales, algunos productos de limpieza o pesticidas), lesión en la cabeza, infecciones, convulsiones y otros problemas del sistema nervioso, la columna, el cuello y la cabeza.

Lo que tu médico quizás necesite saber

Para poder diagnosticar qué tipo de dolor de cabeza tienes, es importante que compartas tus antecedentes de dolor de cabeza. Habla con tu médico sobre los síntomas y cómo los dolores de cabeza afectan a tu vida. Esto puede ayudarle a identificar el tipo de dolor de cabeza que tienes y los tratamientos que pueden ayudarte.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.