¿Son las enfermedades infecciosas transmisibles?

Gran parte de las enfermedades infecciosas son transmisibles, lo que significa que se pueden transmitir de una persona a otra. Dependiendo del organismo la transmisión puede ser por contacto directo de un individuo infectado con otro no infectado, a través de sus secreciones, su piel o sus mucosas, o de forma indirecta a través de la contaminación del aire, de un objeto inanimado o de un alimento que ha estado en contacto con la persona infectada. La gripe o el resfriado constituyen un buen ejemplo de estas enfermedades infecciosas.

Otras enfermedades infecciosas no se transmiten de unos individuos a otros, sino que necesitan circunstancias especiales, por ejemplo la malaria, que es transmitida por mosquitos portadores del parásito que causa la enfermedad.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.