¿Qué es una infección fúngica?

Una infección fúngica, también llamada micótica, es aquella causada por hongos, organismos que no son animales ni plantas –aunque hace tiempo se consideraban plantas-, sino que conforman un grupo independiente dentro del marco global de los seres vivos.

Los hongos pueden vivir en el aire, el suelo, las plantas y el agua e incluso en el organismo de los seres vivos.

Ciertos hongos se reproducen diseminando esporas microscópicas que suelen estar en el aire, por lo que pueden ser inhaladas o entrar en contacto con la superficie del cuerpo, principalmente con la piel. Por lo tanto, las infecciones fúngicas suelen iniciarse en los pulmones o en la piel. De la amplia variedad de esporas que se depositan en la piel o que son inhaladas por los pulmones, la mayoría no causan infección. Aunque cualquier persona puede contraer una infección fúngica, estas son más comunes en aquellas personas con deficiencias del sistema inmunitario y en las que tengan implantados en su cuerpo materiales extraños, entre ellos dispositivos médicos como un catéter intravenoso, una prótesis articular o una válvula cardíaca artificial.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.