Signos de mejoría y de alerta frente a una infección

Una vez iniciado el tratamiento antibiótico es de esperar que los signos y síntomas –fiebre, dolor, tos, etc.- desaparezcan o disminuyan de intensidad al cabo de cierto tiempo. El tiempo de tratamiento depende de varios factores, como las características del medicamento o el tipo enfermedad.

En cualquier caso, a pesar de notar mejoría en los primeros días de tratamiento, siempre debes tomar los antibióticos durante todo el tiempo que ha prescrito el médico, que será variable en función del fármaco y de la enfermedad. Es una manera de asegurar la efectividad de la terapia y de prevenir que las bacterias causantes desarrollen resistencias.

Si al cabo de 4 o 5 días no experimentas mejoría y los síntomas de la enfermedad persisten, será necesario consultar de nuevo con el médico, ya que ello puede deberse a que el antibiótico que estás tomando no es adecuado para la infección que padeces o que el microorganismo que causa la enfermedad es resistente al fármaco utilizado.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.