logo cuidar

en HEPATITIS C

Con el aval de:

El contacto físico

Una pregunta y un temor que puede surgir a la persona que vive con el virus de la hepatitis C es si ponen en riesgo a las personas con las que convive o que les rodean.

En primer lugar y como se explica en “Información básica” el riesgo se produciría si entran en contacto con la sangre de la persona que porta el virus, lo que en la mayor parte de las actividades cotidianas no sucede. Por ello, las personas próximas no corren riesgo.

Ello no significa que no se tengan en cuenta algunas medidas de prevención, como las destacadas en el apartado de “Prevención primaria” del apartado “Información básica”. Algunas de ellas son no compartir útiles de higiene personal que puedan contener restos de sangre como los cortaúñas, los cepillos de dientes o las cuchillas. Porque, el riesgo de infección existe incluso en sangre seca.

En cuanto a transmitir el virus de la hepatitis C por vía sexual, el riesgo puede venir de las relaciones sexuales en las que pueda haber contacto con la sangre.

No se transmite por aspectos tan cotidianos como tocar, besar y abrazar. Tampoco por compartir cubiertos, vasos o platos, ya que ni la saliva (ni las lágrimas) tienen capacidad de infección.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.