logo cuidar

en HEPATITIS C

Con el aval de:

¿Qué es la Hepatits C?

Definición

Hepatitis es un término que significa inflamación del hígado, un órgano de suma importancia para el cuerpo humano que, entre otras funciones, procesa los nutrientes, filtra la sangre y combate las infecciones.

La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por la infección por el virus de la hepatitis C (VHC), que produce inflamación y cicatrización del tejido del hígado, lo que altera su correcto funcionamiento.

Tras la infección por el virus de la hepatitis C, se produce un periodo de incubación, que dura alrededor de seis meses y se conoce como hepatitis C aguda. Alrededor del 20% de las personas que contraen el VHC pueden eliminarlo de manera natural y sin tratamiento durante este periodo.

El 80% restante desarrollará una hepatitis C crónica, que provocará la replicación continúa del virus en el hígado aunque la afectación hepática evoluciona, en general, de forma lenta. Las consecuencias físicas de esta infección crónica pueden variar de unas personas a otras: algunas nunca desarrollarán un daño significativo en el hígado; otras padecerán una leve cicatrización del tejido de este órgano y entre el 20% y el 30% desarrollará cirrosis al cabo de 15 o 20 años. Un porcentaje menor, no obstante, terminará desarrollando cáncer de hígado, que puede hacer necesario un trasplante.

No obstante, la hepatitis C, hoy en día, puede curarse en un alto porcentaje de casos mediante tratamiento.

Tipos de virus de las hepatitis

El virus de la hepatitis C es designado con esta letra del abecedario como modo de diferenciarlo de los otros tipos de virus de la hepatitis que existen. En concreto, se conocen los virus de la hepatitis A, B, C, D y E.

Todos ellos atacan al hígado, pero entran en contacto con el cuerpo humano por diferentes vías. Los virus de la hepatitis A y E se transmiten por vía oral, la hepatitis C por la sangre y la hepatitis D por la sangre y los fluidos.

La evolución también es diferente en cada tipología, ya que unos solo producen hepatitis agudas (A y E) y otros se vuelven crónicos (B, C y D).

Por último, una persona puede tener varios tipos de virus de la hepatitis simultáneamente, ya que estar infectado por uno de ellos no evita infectarse con otro tipo.

Genotipos de hepatitis C

Al igual que existen diferentes tipos de virus de la hepatitis, dentro de la propia hepatitis C hay varios tipos, conocidos como genotipos. Estos genotipos se enumeran de 1 al 6 y, a su vez, se vuelven a subdividir en subtipos, denominados con letras en minúsculas.

Los genotipos más frecuentes en Occidente son el 1, el 2 y 3. El 4 y 5 se encuentran casi en su totalidad en África y el 6 en Asia del sur. Los genotipos influyen en la efectividad del tratamiento.

En España, dentro de la población con hepatitis C, predomina el genotipo 1, en concreto el 1b, ya que supone más del 70% de los casos. Después, en frecuencia, destaca el genotipo 3, con el 12-17% de casos. El resto está entre el genotipo 2 (1-3%) y el 4 (2-7%).

Tipos de virus de las hepatitis

El virus de la hepatitis C es designado con esta letra del abecedario como modo de diferenciarlo de los otros tipos de virus de la hepatitis que existen. En concreto, se conocen los virus de la hepatitis A, B, C, D y E.

Todos ellos atacan al hígado, pero entran en contacto con el cuerpo humano por diferentes vías. Los virus de la hepatitis A y E se transmiten por vía oral, la hepatitis C por la sangre y la hepatitis D por la sangre y los fluidos.

La evolución también es diferente en cada tipología, ya que unos solo producen hepatitis agudas (A y E) y otros se vuelven crónicos (B, C y D).

Por último, una persona puede tener varios tipos de virus de la hepatitis simultáneamente, ya que estar infectado por uno de ellos no evita infectarse con otro tipo.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.