logo cuidar

en HEPATITIS C

Con el aval de:

¿Qué hacer tras un diagnóstico positivo?

El diagnóstico de padecer una infección por el virus de la hepatitis C causa conmoción y desconcierto en la persona afectada, entre otros motivos, porque muchas veces dicho diagnóstico se produce de manera casual y no se espera.

Los sentimientos de preocupación y desesperación pueden aparecer tras el diagnóstico, sobre todo ante la perspectiva de los cambios que puedan venir de saber que se pasa padece una enfermedad que puede ser crónica y que puede transmitirse a otras personas.

En primer lugar, hay que dirigirse al médico de cabecera, si no ha sido él quien ha realizado el diagnóstico. Él derivará al hepatólogo, quien realizará todas las pruebas oportunas así como informar detenidamente sobre la enfermedad.

Parte de dicha información será cómo prevenir la transmisión y una serie de recomendaciones para cuidarse. Por ejemplo, llevar una dieta sana y eliminar el consumo de alcohol, porque ambos aspectos ayudarán a evitar daños mayores a su hígado. También puede recomendarle que se vacune frente a la hepatitis A y B.

Un aspecto que preocupa bastante en este momento de la enfermedad es si se debe o no comunicar que se padece hepatitis C. Pues bien, no es necesario que se comunique al entorno personal, aunque desde los equipos médicos y las asociaciones de pacientes se aconseja que se haga al entorno más cercano de cara a poder tomar medidas de prevención. Sin duda, para ellos, también puede ser una sorpresa y conmoción. Es bueno informarles a su vez de la enfermedad, porque ellos podrán no conocer demasiado al respecto. En estos casos, las asociaciones y los médicos pueden ayudar y orientar.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.