La 'montaña rusa' de las emociones

Los sentimientos expresados con más frecuencia por las parejas que se someten a la reproducción con asistencia médica son los siguientes:

  • Depresión ("¿conseguiré ser padre algún día?").
  • Culpabilidad ("soy responsable de que no podamos ser padres").
  • Angustia (relacionada con la incertidumbre y la espera).
  • Frustración y disminución de la autoestima.
  • Negación ("por qué yo, ¡es injusto!").
  • Pérdida del control ("ya no soy dueño de mi destino" ni del de mi pareja).
  • Problemas de identidad con respecto a sí mismo y a los demás.
  • Tristeza (si el resultado del tratamiento es negativo).
  • Dificultad para concentrarse o para rendir en el trabajo.
  • Problemas en la relación con los familiares y amigos.
  • Soledad y aislamiento (generados por las obligaciones derivadas del tratamiento).
  • Pensamientos obsesivos relacionados con el niño.
  • Posibles problemas sexuales (las relaciones sexuales pueden verse afectadas por las obligaciones derivadas del tratamiento).
  • Envidia de las parejas que tienen un niño.

La fase de tratamiento propiamente dicha se caracteriza por grandes altibajos emocionales. Al principio del tratamiento, las parejas experimentan una gran excitación y tienen muchas esperanzas de éxito, que pueden ir seguidas de decepción y tristeza si no se produce un embarazo.

En general, las mujeres buscan información y apoyo, mientras que los hombres intentan distanciarse. Estas diferencias, si no se resuelven, pueden llegar a deteriorar la relación de pareja.

El afrontamiento de los problemas de la fertilidad requiere siempre encontrar la fuerza en uno mismo y en la pareja para atravesar este periodo difícil. Esto significa también pedir ayuda cuando sea necesario e informarse lo mejor posible sobre su situación y las fuentes de ayuda disponibles.

Se ha escrito mucho sobre los sentimientos de las parejas con problemas de la fertilidad. No obstante, cada fase y cada persona precisan un enfoque particular. Es imposible dar a cada persona las mismas consignas sobre la manera de abordar estos sentimientos. Por otro lado, muchas parejas os han precedido, lo que puede ser una ventaja. Es importante averiguar cómo y con quién te sientes mejor. Esperamos que los datos de este sitio web te ayuden en esta búsqueda. El reconocimiento de estos sentimientos y las diferencias en las posibles reacciones con tu pareja constituyen ya una etapa importante.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.