Efecto del tratamiento sobre la sexualidad

La toma de medicamentos, las diversas exploraciones, las posibles intervenciones quirúrgicas y el estrés experimentado durante los tratamientos de la fertilidad pueden afectar a tu vida sexual.

Para determinadas parejas en tratamiento, las relaciones sexuales se convierten, a medida que pasan los meses, en un medio de tener un hijo y no en la expresión de un deseo espontáneo y recíproco. Todo se organiza en función de las obligaciones derivadas de los tratamientos de la fertilidad. Es en este momento cuando pueden aparecer ciertas anomalías del comportamiento sexual en alguno de los miembros de la pareja. Puede tratarse, por ejemplo, de falta de apetito sexual o de ausencia de placer durante las relaciones.

Al estar informados de estos riesgos, es posible desdramatizar la situación y decidir en conjunto hacer una pausa en el tratamiento.

En algunos casos resulta útil consultar a un especialista (sexólogo) para mantener la armonía de la pareja.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.