Aparato reproductor femenino

El ciclo menstrual de la mujer es el resultado de la colaboración entre diversos órganos y distintas hormonas.

En esta sección encontrarás información sobre la función de los distintos órganos implicados en el proceso de la reproducción y una explicación del funcionamiento del ciclo menstrual para poder definir los momentos más fértiles de tu ciclo.

Órganos genitales

El aparato reproductor de la mujer se compone de tres partes principales:

  • Ovarios.
  • Trompas de Falopio.
  • Útero.

Los ovarios

Desempeñan dos funciones esenciales en la reproducción:

  1. La producción de los óvulos. Estos contienen los folículos (aproximadamente 400.000 en la mujer) formados en el nacimiento. Después de la pubertad, se desarrolla un folículo en cada ciclo menstrual, que libera un óvulo que se desplaza al útero. El folículo ovárico se transforma en el cuerpo amarillo (cuerpo lúteo) y produce la progesterona. Este cuerpo degenera si no se produce un embarazo.
  2. La producción de hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona).

Estructura de los ovarios

Los ovarios son pequeños órganos con forma de almendra, situados debajo de las trompas de Falopio, a ambos lados del útero.

Las trompas de Falopio

Función de las trompas de Falopio

Las trompas de Falopio permiten:

  • recoger el óvulo producido por el ovario
  • nutrirlo
  • transportar los espermatozoides al óvulo
  • crear un ambiente favorable a la fecundación
  • llevar el embrión al útero

Estructura de las trompas de Falopio

Las trompas de Falopio son dos conductos que se extienden desde el útero hasta los ovarios.

El útero

Funciones del útero

Durante todo el ciclo, la mucosa de la pared del útero (endometrio) aumenta de espesor para que el embrión pueda implantarse correctamente. El útero protege y nutre el feto a través de la placenta hasta el nacimiento.

Si no se implanta ningún embrión, esta mucosa se desprende y da origen a la menstruación.

Estructura del útero

El útero es un órgano hueco con forma de pera, localizado en la mitad de la parte inferior de la pelvis de la mujer. Su cavidad comunica con las trompas de Falopio y con la cavidad vaginal.

El cuello uterino (cérvix)

Funciones del cuello uterino

El cuello del útero produce secreciones (moco cervical) que evolucionan a lo largo del ciclo.

Durante el período fértil de la mujer, el moco cervical es claro y acuoso para facilitar la progresión del semen en dirección al útero. Después de la ovulación o durante el embarazo, el moco cervical se espesa para formar una barrera contra posibles infecciones.

La observación de un aumento de las secreciones vaginales normales a mitad del ciclo puede ser el signo de una ovulación inminente.

Estructura del cuello uterino

El cuello uterino (cérvix) es la unión entre la vagina y el útero.

El ciclo menstrual normal

El ciclo menstrual de la mujer es el resultado de la colaboración entre diversos órganos y distintas hormonas.

¿Cuánto dura un ciclo?

Un ciclo dura habitualmente 28 días, pero puede durar entre 26 y 36 días. La duración de un ciclo varía de una mujer a otra. El ciclo se inicia el primer día de su regla (d1) y prosigue hasta el primer día de su regla siguiente. Por ejemplo, si tus reglas comienzan el primer día del mes, duran cinco días y no tienes otra regla hasta el día 30 del mes, entonces tu ciclo es de 29 días.

¿Qué sucede durante el ciclo?

Desde el primer día de la regla (día 1 del ciclo de la mujer), el organismo comienza a producir cantidades cada vez más grandes de hormonas de estimulación de los folículos (folitropina - FSH). Esta hormona, producida por la hipófisis, una glándula situada en la base del encéfalo, permite a los folículos desarrollarse y producir estrógenos, unas hormonas femeninas. El óvulo que se desarrolla en el folículo empieza entonces a madurar.

A mitad del ciclo, el día 14, la hipófisis produce otra hormona, denominada lutropina (LH); esto es lo que recibe el nombre de pico de LH. La LH estimula la maduración final del óvulo y pone en marcha el proceso de la ovulación (expulsión de un óvulo maduro de los ovarios). Mientras el óvulo se desplaza a la trompa, el folículo que lo ha liberado produce otra hormona, denominada progesterona. La progesterona ayuda a preparar el endometrio para recibir el embrión.

La primera parte del ciclo (cuando los folículos maduran) se denomina fase folicular; tras la ovulación, se habla de fase lútea.

Cuando los espermatozoides se encuentran en la trompa de Falopio en el momento más fecundo del periodo (entre los días 9 y 16 del ciclo), el óvulo puede ser fecundado y el embrión que se forma se desplaza por la trompa de Falopio en dirección al útero; allí se inicia su implantación, que normalmente desemboca en el nacimiento de un niño. Incluso cuando el óvulo no es fecundado, se desplaza al útero, pero no puede implantarse y se expulsa. Alrededor de dos semanas después de la ovulación, si el embrión no se implanta, el ovario deja de producir progesterona. Esto expulsa el endometrio, y aparece la regla. El ciclo comienza otra vez el mes siguiente con la maduración de un nuevo óvulo.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.