Con el aval de:

Si quieres tener un hijo: consulta al especialista

El embarazo no está contraindicado para las mujeres con espondiltis anquilosante. No obstante, el control estricto tanto por parte del reumatólogo como del ginecólogo será necesario para que el embarazo transcurra con normalidad. Con ellos, debes consultar la decisión de quedarte embarazada, especialmente para planificar el embarazo en una época de baja actividad de la enfermedad. Igualmente, es necesario saber el tratamiento que estás recibiendo en el momento de quedarte embarazada para realizar los ajustes que sean necesarios en el mismo.

Dentro de este tema, también debes saber que la espondilitis anquilosante no afecta a los órganos sexuales, pero puede repercutir en tu vida sexual. Ello es debido a que el nivel de dolor, de cansancio y las limitaciones físicas que puedas sufrir, incluso la actitud emocional y la autoestima que tengas, hacen que se obtenga menos placer o que disminuya el deseo de mantener relaciones sexuales. En estos casos, se anima a mantener una comunicación fluida con la pareja y hablar con ella de todos los aspectos que puedan alterar la relación sexual.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.