Con el aval de:

Intenta dejar de fumar

Que el tabaco es perjudicial para la salud, es algo que todo el mundo sabe. Sin embargo, es bueno que sepas que en la enfermedad de Crohn es especialmente importante dejar este hábito. Fumar agrava los síntomas de la dolencia, aumenta el número de brotes y, finalmente, esto lleva a que deba darse un tratamiento más agresivo con el objetivo de controlar la enfermedad. Otra de las consecuencias de mantener el hábito tabáquico es que aumenta la probabilidad de recurrir con mayor frecuencia a la cirugía.

Si es necesario, puedes buscar ayuda médica para dejar de fumar. Implica a tu entorno y quizá así te resulte más fácil. En general, un estilo de vida saludable siempre es recomendable y más si padeces una enfermedad digestiva como el Crohn. Es aconsejable realizar ejercicio físico, dormir lo suficiente, una buena alimentación y evitar el alcohol.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.