Con el aval de:

Cuenta con la gente de tu entorno

No solo el médico y las enfermeras que te atiendan están para apoyarte y responder a todas las preguntas que puedas tener. Tu familia, tus amigos y tu entorno laboral pueden jugar un papel fundamental a la hora de ayudarte a afrontar la dolencia. Apóyate en quienes más quieres cuando tengas miedo o te surjan dudas y te resultará más fácil sentir que tienes un mayor control de la enfermedad.

En cualquier caso, es normal que necesites un período de adaptación y aceptación de tu nueva situación. La enfermedad de Crohn es crónica y puedes requerir de un tiempo para asimilarlo. Al principio es normal sentir falta de energía, pensar que no se tiene el control de la enfermedad, sentimientos de ser una carga para la pareja y la familia o el temor a no ser aceptado. Todo ello forma parte del proceso de aceptación, por lo que es bueno darse tiempo.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.