logo cuidar

en DIABETES

Con el aval de:

Al volante, con cautela

Para que una persona con diabetes pueda conducir, se requiere un permiso extraordinario. Esto es así porque es necesario acreditar que no se corre riesgo de sufrir pérdidas de conciencia debido a una inestabilidad metabólica severa que pueda requerir asistencia hospitalaria. Si tu diabetes está controlada, no deberías tener problemas para conseguir el carnet de conducir. Eso sí, es recomendable evitar viajes largos, e ir controlando la glucemia antes y durante el trayecto. También descansar cada 2 horas comiendo algo de carbohidratos, como fruta o caramelos. Estas pequeñas precauciones harán que conducir sea más seguro, para ti y para los demás.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.