logo cuidar

en DIABETES

Con el aval de:

Tratamientos para la diabetes

¿Se puede curar la diabetes?

Actualmente, la diabetes es una enfermedad crónica que no tiene curación. Sin embargo, se está investigando en distintas áreas para conocer mejor las causas, prevenir su aparición y mejorar su tratamiento. A pesar de ser una dolencia para toda la vida, existen múltiples terapias y hábitos de vida que pueden ayudar a prevenirla.

Si tienes diabetes, piensa que actualmente es una enfermedad que se puede mantener bajo control, siempre y cuando se realice un correcto seguimiento médico y lleves unos hábitos de vida saludables.

Terapias actuales

La mayoría de los pacientes con diabetes necesitan seguir un tratamiento además de la modificación de los hábitos de vida. Al principio, se puede tratar de mantener la glucosa controlada con una alimentación saludable y ejercicio, pero más adelante puede ser necesario tomar algún tipo de medicación. La función de estos tratamientos será siempre mantener la glucosa en niveles óptimos de control. Existen numerosas terapias que el médico puede pautar en función de las necesidades y de las características del paciente.

Si te han diagnosticado diabetes tipo 1, el médico te dará un tratamiento con insulina, ya que tu organismo no es capaz de producirla o, por lo menos, no en suficiente cantidad. La insulina debe inyectarse para que pueda cumplir su función.

Si te han diagnosticado diabetes tipo 2, es posible que inicialmente tu médico te recomiende un estricto plan de alimentación y ejercicio para intentar controlar la enfermedad. Algunas personas mantienen durante años un buen control glucémico sólo con hábitos de vida saludables. Pero en otras ocasiones, o bien con el paso del tiempo, puede hacerse necesario tomar medicación para conseguir ese control de la glucemia.

Los fármacos más utilizados en la diabetes tipo 2 son los antidiabéticos orales, de los que actualmente existen 7 familias diferentes, cada una con su mecanismo de acción. Esto significa que actúan de forma diferente en el organismo: mientras unos aprovechan la poca insulina que el paciente pueda fabricar para tratar de utilizarla, otros favorecen la producción de esta hormona1. Con el tiempo, es posible que debas tomar dos o tres terapias orales combinadas, o bien que el médico decida añadir insulina al tratamiento.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.