logo cuidar

en DIABETES

Con el aval de:

El control de la diabetes

Niveles de glucosa adecuados

En España se calcula que aproximadamente un 50% de las personas con diabetes mellitus tienen un buen control de la glucemia, es decir, de su cantidad de glucosa (azúcar) en sangre. Y es muy importante para los pacientes con diabetes tener controlado este parámetro, que puede variar según se mida en ayunas (será menor) o bien después de las comidas (donde será mayor).

El nivel de glucosa también puede variar si la medición se hace con sangre que se extrae del antebrazo, o con sangre que se extrae pinchando un dedo, algo que habitualmente se hace para medir la glucosa con tiras reactivas. En cualquier caso, los valores normales son menos de 100 mg/dl en ayunas y menor de 140 mg/dl después de las comidas.

¿Qué es y qué importancia tiene la Hemoglobina Glicosilada?

La Hemoglobina Glicosilada (HbA1c) es el parámetro más utilizado para medir el grado de control de la diabetes tipo 2. Este parámetro refleja los niveles de glucemia de los últimos 2-3 meses, por lo que es menos variable que otras formas de medición. Por ello, resulta de gran utilidad a la hora de evaluar el control de la enfermedad.

¿Cuándo se considera que la diabetes está controlada?

Tener un buen control de la diabetes no depende únicamente de un factor determinante. Actualmente, se considera que la enfermedad está controlada en base a varios parámetros: nivel de Hemoglobina Glicosilada, presión arterial, colesterol, peso y tabaquismo. Las cifras de cada uno de estos factores no deben superar los siguientes valores:

  • Hemoglobina Glicosilada (HbA): por debajo de 7%
  • Presión arterial: Por debajo de 140/85 mmHg
  • Colesterol: menos de 100 mg/dl o menor de 70 mg/dl si el paciente tiene otros factores de riesgo asociados.
  • IMC (Índice de Masa Corporal): menor de 27 kg/m2.
  • No fumar

A pesar de estos valores, en realidad lo ideal es personalizar este diagnóstico del control de la diabetes en cada paciente. En definitiva, la diabetes requiere un buen control metabólico que comprende un conjunto de factores, por lo que, a pesar de su importancia, no hay que obsesionarse con la cifra de la glucemia.

¿Cada cuánto debo controlarme con mi médico?

Lo ideal para el paciente que ya está diagnosticado con diabetes es hacerse dos controles anuales que incluyan análisis de sangre y de orina. Si estás recibiendo insulina, debes hacerte un autocontrol de la glucemia con tiras reactivas con la frecuencia que te haya indicado tu médico. Normalmente será de al menos una vez por semana si el control es estable, y si no consigues estabilizar tu enfermedad, deberás hacerlo con mayor frecuencia.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.