Con el aval de:

¿Qué es la colitis ulcerosa?

Definición de colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino que forma parte de las llamadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), entre las que también se encuentra la Enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa afecta a la mucosa del colon provocando una inflamación que puede hacer que aparezcan úlceras en esta parte del intestino. Estas úlceras causan los síntomas característicos de la enfermedad, tales como diarrea o dolor abdominal.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Ante todo, es importante saber que en esta enfermedad hay períodos de mucha actividad llamados “brotes” en los que el paciente se encuentra mal, y otros en los que la enfermedad se apaga o no da síntomas (llamadas “fases de remisión”). Por tanto, aunque la colitis ulcerosa es una enfermedad crónica, puede haber momentos en los que no se manifieste de manera sintomática.

Los síntomas más comunes de la colitis ulcerosa son:

  • Sangre en las heces: Si padeces esta enfermedad, es probable que debido a la inflamación y las úlceras del colon tengas episodios de diarrea con un número frecuente de deposiciones que pueden contener sangre. Por lo general, la cantidad de sangre es variable y generalmente va asociada a moco y a veces a pus. La sangre roja brillante cubriendo la deposición, que normalmente se asocia inmediatamente con la posibilidad de hemorroides, puede ser también el indicador de esta enfermedad.
  • Frecuencia en las deposiciones: A veces las deposiciones son muchas pero de escasa cantidad, aunque no es raro observar pacientes con estreñimiento. Además, la persona afectada puede sentir ganas persistentes de hacer una deposición que no se alivia tras el intento de defecar, lo que se denomina tenesmo.
  • Dolor abdominal: Las personas que padecen CU pueden sufrir además dolor abdominal, que suele ser leve, de intensidad variable y aliviarse con la deposición.
  • Urgencia en las deposiciones
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Pérdida de peso

Si sufres cualquiera de estos síntomas, consulta con tu médico para descartar esta u otras dolencias y, en caso de que sea necesario, recibir el tratamiento adecuado.

¿A qué parte del intestino afecta?

La colitis ulcerosa afecta principalmente al colon, una parte del intestino grueso cuya función es absorber la mayor parte de agua y electrolitos que no han sido absorbidos en el intestino delgado, lo que permite que se complete la formación de heces.

En el caso de la colitis ulcerosa, la parte del intestino que se inflama es la mucosa (piel interior) del colon o intestino grueso. En función de si está afectado en mayor o menor medida, pueden aparecer:

  • Proctitis ulcerosa (afecta al recto, que es la parte final)
  • Proctosigmoiditis ulcerosa (afecta a recto y sigma)
  • Colitis izquierda (afecta a la parte izquierda del colon)
  • Colitis subtotal y la pancolitis (que respectivamente afectan a casi todo o todo el colon)

En la colitis ulcerosa, al contrario de lo que ocurre en la enfermedad de Crohn, nunca se ve afectado el intestino delgado.

Causas: ¿Por qué padezco colitis ulcerosa?

Una de las primeras reacciones de las personas que son diagnosticadas con colitis ulcerosa, es preguntarse por qué tienen esta enfermedad. ¿Se debe a factores externos que no puedo controlar? ¿Tienen que ver mis hábitos de vida en el desarrollo de la colitis?

En realidad, el origen de esta enfermedad todavía es relativamente desconocido. Se sabe, eso sí, que puede existir una predisposición genética a padecerla. Cuando uno de los progenitores tiene colitis ulcerosa, existe un 1,6% de probabilidades de que los hijos puedan desarrollarla. El porcentaje asciende al 15-30% en caso de que tanto el padre como la madre padezcan la enfermedad. Por tanto, la predisposición genética no significa que los hijos vayan a tener siempre la enfermedad de sus padres, pero la probabilidad aumenta.

En la aparición de la colitis ulcerosa también se contemplan factores como la acción de agentes infecciosos o una reacción anormal del sistema inmunológico. Las propias bacterias presentes en el intestino podrían también estar relacionadas con la posibilidad de desarrollar colitis ulcerosa.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.