logo cuidar

en COLITIS ULCEROSA

Con el aval de:

Decálogo de consejos para el paciente con colitis ulcerosa

Haz vida normal

En la medida de lo posible, trata de no cambiar tus hábitos de vida ni tus rutinas diarias. Tener colitis ulcerosa no implica que no puedas disfrutar de una calidad de vida normal. De hecho, con un control adecuado de la enfermedad y siguiendo los consejos de tu médico, puedes realizar las mismas actividades que hacías antes de ser diagnosticado, siempre y cuando no estés en un período activo de la enfermedad.

Sigue una dieta equilibrada

Al contrario de lo que pueda parecer, no existe ningún tipo de dieta que sea eficaz para reducir los síntomas y los brotes de la colitis ulcerosa. En realidad, lo que producen las diarreas no son los alimentos que consumes, sino la gravedad de la inflamación que padece el intestino.

Teniendo esto en cuenta, puedes consumir todo tipo de alimentos. Incluidos aquellos que llevan lactosa o gluten, siempre y cuando no tengas ninguna alergia o intolerancia a los mismos. En cualquier caso, esto sería independiente de tu enfermedad, por lo que en principio no debes eliminar ningún alimento o bebida de tu dieta, que debe ser siempre lo más equilibrada posible de forma que puedas recibir los nutrientes que todos necesitamos.

Muévete y practica ejercicio

Tu enfermedad no te limita a la hora de hacer ejercicio o practicar deporte, más allá de los períodos de brote. Puedes practicar cualquier tipo de deporte en función de cómo te sientas y de tus capacidades. El ejercicio físico siempre es recomendable para conseguir una mejor calidad de vida, y los pacientes con colitis ulcerosa no son una excepción. Elige el deporte que más te guste y no dejes de hacerlo.

Disfruta de tu tiempo de ocio

Viajar, salir con amigos, ir al cine… Nada de esto está contraindicado en tu situación. Más bien al contrario: llevar a cabo actividades de ocio que te gusten te ayudarán mantener una actitud positiva y por tanto a sobrellevar mejor la enfermedad.

En el caso de los viajes, sí es aconsejable que lleves contigo un informe médico con el diagnóstico, la extensión de la enfermedad, el grado de actividad y el tratamiento recomendado. Si te desplazas a países con medidas higiénicas deficientes, ten cuidado con lo que comes y bebes.

Procura alejar el estrés

Se piensa que el estrés, como ocurre en otras muchas enfermedades, podría jugar un papel importante en el desarrollo y evolución de la colitis ulcerosa. Estar nervioso, preocupado, ansioso… puede ser un desencadenante de brotes de la enfermedad. Por ello, es importante mantenerlo controlado en el día a día.

Sigue con tu vida sexual

Si tienes colitis ulcerosa, es posible que te plantees muchas preguntas sobre tu vida sexual: ¿Cómo reaccionará mi pareja? ¿Podré seguir manteniendo relaciones sexuales normalmente?

Afortunadamente, los médicos y los pacientes tienen cada vez más recursos para mantener controlada la enfermedad. Esto hace que los períodos de brotes en los que los síntomas se manifiestan sean cada vez más cortos. Hoy puedes mantener por más tiempo la enfermedad sin recaídas, y esto ayuda a llevar una vida sexual normal.

No tengas miedo a quedarte embarazada

Si eres mujer y estás pensando en quedarte embarazada, has de saber que la mayoría de las mujeres con colitis ulcerosa puede tener un parto y un embarazo normales. De hecho, tanto los hombres como las mujeres que padecen esta enfermedad tienen la misma fertilidad que la población general1. Es cierto que en los periodos de brotes, el deseo sexual puede disminuir a causa de las molestias, pero esto mejora en las épocas en las que no hay síntomas y no impide el embarazo.

Sin embargo, los médicos aconsejan a las pacientes no quedarse embarazadas cuando tienen activa su enfermedad, ya que corren el riesgo de sufrir un aborto, parto prematuro y nacimientos de niños con bajo peso. Es por esto que es más seguro tomar la precaución de programar el embarazo en un momento en que la enfermedad esté en fase de remisión.

Busca apoyo en otros pacientes

Cuando a una persona se le diagnostica colitis ulcerosa, probablemente sea la primera vez que escuche hablar de esa enfermedad. En ese momento pueden aparecer sentimientos como ansiedad o preocupación. Buscar apoyo de personas que están pasando por lo mismo que tú, te ayudará a entender mejor tu enfermedad y a compartir experiencias. En tu provincia o cerca de ella encontrarás asociaciones de pacientes a las que puedes recurrir.

Mantente informado sobre tu enfermedad

Las asociaciones de pacientes te ayudarán a estar al día de tu enfermedad, tanto de lo que se debe y no se debe hacer, como de las causas, síntomas o tratamientos disponibles en la actualidad. Si buscas información por internet, asegúrate de que sea una fuente fiable y veraz. Y recuerda: no todo lo que está publicado en la red es verídico. Si tienes cualquier duda relacionada con tu enfermedad, acude a tu médico. Él resolverá mejor que nadie tus preguntas.

Date tiempo

Si te acaban de diagnosticar colitis ulcerosa, es normal que tengas sentimientos negativos relacionados con la enfermedad, como tristeza, incomprensión o desesperanza. Date tiempo para adaptarte a tu nueva situación. La mayoría de personas a las que se les diagnostica una enfermedad crónica suelen necesitar tiempo para hacerse a la idea. No olvides que a pesar de padecer colitis ulcerosa podrás tener una calidad de vida normal. Aceptarlo es un paso más para seguir adelante con tu vida.