logo cuidar

en COLESTEROL

El corazón y el colesterol

El corazón es un músculo fuerte que bombea sangre por el cuerpo. La sangre transporta oxígeno (forma parte del aire que respiramos) y el corazón necesita mucho oxígeno. Las arterias o los vasos sanguíneos son conductos que llevan la sangre oxigenada al corazón y al resto del cuerpo. Si las arterias están obstruidas, no puede llegar al corazón suficiente sangre. Esto provoca enfermedad cardiaca.

El colesterol alto (una película cerosa que puede acumularse y obstruir la circulación de sangre) es el principal motivo por el cual las personas sufren de enfermedad cardiaca.

La sangre transporta el colesterol a través de las arterias a diferentes partes del cuerpo. Parte de ese colesterol se produce en el hígado. El resto proviene de la alimentación. El cuerpo necesita colesterol para funcionar correctamente.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol presenta un aspecto ceroso, de color blanquecino, similar al polvo. No puedes verlo, ni sentirlo.

El cuerpo necesita colesterol para funcionar de forma apropiada. Pero demasiado colesterol del tipo malo puede provocar problemas.

Colesterol "bueno" frente al "malo"

Cuando se tiene demasiada grasa en el cuerpo, la grasa se transforma en LDL o lo que se denomina colesterol "malo".

En ocasiones, el colesterol LDL se adhiere a las paredes arteriales. Con el transcurso del tiempo, se obstruyen las arterias y, en consecuencia, la sangre circula más lentamente. Las arterias obstruidas pueden provocar enfermedad cardiaca.

La otra clase de colesterol, el HDL, ayuda a liberar parte del colesterol LDL de las paredes de las arterias, permitiendo que la sangre circule mejor. Es por ello que el colesterol HDL se denomina colesterol "bueno".

Hipercolesterolemia familiar

En algunas familias se presenta una enfermedad hereditaria que se caracteriza por un aumento del nivel del colesterol LDL. Si tus padres o abuelos tuvieron colesterol alto, ésta podría ser la causa de tu colesterol elevado. Eso no lo podemos cambiar, pero sí podemos ayudar a controlar los niveles de LDL con la guía de tu médico.

El colesterol y la enfermedad cardiaca

Demasiado colesterol puede enlentecer o interrumpir el flujo sanguíneo:

  • Cuando la circulación de la sangre se enlentece demasiado, puedes sentir dolor de pecho o presión arterial alta.
  • Cuando la circulación de sangre se interrumpe u obstruye, podrías tener un ataque cardiaco.
  • Cuando la circulación de sangre hacia el cerebro se interrumpe u obstruye, podrías tener un accidente cerebrovascular.

Conoce tus niveles

Lo que sí que puedes cambiar es tu alimentación. Ingerir una dieta de bajo contenido graso puede ayudarte a disminuir el colesterol LDL. Pregúntale a tu médico cuáles deben ser los valores del colesterol LDL adecuados para ti.

La única manera de saber si tienes colesterol alto es mediante un análisis de sangre. Disminuyendo tu colesterol, puedes reducir la probabilidad de tener un ataque cardiaco, una cirugía cardiaca o de morir debido a una insuficiencia cardiaca.

Conoce tu meta de colesterol

Es importante conocer tu nivel y cuál sería tu nivel óptimo. Prepara un plan con tu médico para disminuir el nivel de colesterol con dieta y ejercicio.

Y si esto no es suficiente, tu médico podría prescribirte medicamentos que pueden ayudarte. Tu médico determinará el valor objetivo de tu colesterol malo en base a los factores de riesgo, como diabetes, presión arterial alta, tabaquismo o antecedentes familiares de enfermedad cardiaca.

¿Cuál debería ser mi nivel de colesterol?

La Guía Europea sobre prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica (versión 2012) recomienda los siguientes valores de colesterol en función del riesgo:

Nivel de riesgo de ECV Objetivo de colesterol LDL
Pacientes con riesgo bajo o moderado < 115 mg/dl
Pacientes con riesgo elevado < 100 mg/dl
Pacientes con riesgo muy alto < 70 mg/dl

Ingerir una dieta de bajo contenido graso puede ayudarte a disminuir el colesterol LDL. Consulta el cuadro anterior o habla con tu médico para conocer cuáles son tus valores recomendados.


Amplíe información en el Manual MSD