Tratamiento

Para tratar la infección por Clostridium difficile se debe tener en cuenta, en primer lugar, si es posible suspender o modificar los antibióticos que favorecieron el desarrollo de la bacteria. Asimismo, es importante recordar que solo deben tratarse los pacientes con síntomas, no los asintomáticos. Además, en los casos más graves, es importante reponer la pérdida de líquidos si la diarrea es abundante y eliminar la bacteria causante.

Tratamiento con antibióticos

Tras ser evaluado, en los casos leves o moderados su médico le puede administrar antibióticos.

En general, suele haber una buena respuesta al tratamiento antibiótico, aunque se pueden producir recurrencias de un primer episodio de Clostridium difficile hasta en el 20-25% de los casos.

Otros tratamientos

En el caso de que existan complicaciones graves, como la colitis fulminante producida por Clostridium difficile, puede ser necesario operar.

¿Debo cambiar mi alimentación

Es importante beber mucho líquido mientras se padezca diarrea provocada por Clostridium difficile, los caldos y zumos de fruta licuada son buenas opciones. Si se puede comer sin problemas, es aconsejable optar por alimentos ricos en almidón, como patatas, arroz, copos de avena y fideos o dieta astringente, siempre siguiendo las recomendaciones de su médico.

Si lo desea puede tomar alimentos probióticos, ya que podrían ayudar a recuperar parte de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.