Síntomas

El principal síntoma de la infección por Clostridium difficile es la diarrea líquida tres o más veces al día y que se mantiene durante un tiempo.

Además de la diarrea, pueden producirse otros síntomas como fiebre, pérdida del apetito, náuseas o dolor abdominal.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.