logo cuidar

en CÁNCER PULMÓN

Con el aval de:

No fumar

La mejor prevención contra el cáncer de pulmón es no fumar o dejar de hacerlo cuanto antes. Más del 90 por ciento de los pacientes afectados están relacionados con el consumo de tabaco. De las 4.000 sustancias que contiene el humo, unas 50 son potencialmente cancerígenas.

El tabaco deja huella en el organismo humano, ya que sus dosis son acumulativas, por lo que es posible la aparición de un cáncer de pulmón incluso 20 años después de dejar de fumar. También está demostrado que la cantidad de cigarrillos consumidos influye de forma directa en el riesgo de desarrollar la enfermedad. Asimismo, múltiples investigaciones confirman que el tabaquismo pasivo es un factor de riesgo para desarrollar, entre otras enfermedades, cáncer de pulmón.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.