logo cuidar

en CÁNCER DE PIEL: MELANOMA

Un órgano llamado piel

Cuando hablamos de la piel, muchas personas desconocen que es un órgano más del cuerpo. De hecho, es el órgano más grande que tenemos. Su función es doble: de fuera hacia dentro y de dentro hacia fuera. En el primer caso, la piel nos protege de agentes externos como son la luz del sol, el calor, las infecciones, etc… Y en el segundo, nos ayuda a almacenar el agua de nuestro cuerpo, la grasa y la vitamina D, por ejemplo, además de controlar nuestra temperatura corporal.

La piel está compuesta por dos capas: la epidermis y la dermis. La epidermis es la capa más superficial de la piel y, por tanto, la que está en contacto con el mundo exterior. Debajo de la epidermis, se encuentra la dermis, que es la capa interna de la piel.

La epidermis es la capa donde suele aparecer el cáncer de piel. Esta capa está compuesta por tres tipos de células: las células escamosas, que son las más superficiales de la epidermis de forma plana y delgada; las células basales, debajo de las células escamosas pero de forma redondeada y melanocitos, las células que están en la capa más interna de la epidermis y que producen el pigmento que dan color a nuestra piel.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.