Atento a cualquier cambio

El melanoma comienza prácticamente en casi todos los casos con cambios en lunares ya existentes o la aparición de uno nuevo. Por ello, las campañas de información y prevención que se desarrollan para los ciudadanos intentan concienciar de seguir una sencilla regla que tú mismo puedes utilizar para detectar si tienes algún un lunar sospechoso y poder acudir al médico cuanto antes.

Este sistema es conocido como la regla ABCDE, que nos pone en la pista de estar ante una lesión tumoral de la piel. Cada letra de la regla responde a una característica:

  • A: Asimetría (el lunar no es simétrico, por lo que una mitad no es igual a la otra).
  • B: Bordes (irregulares, mal delimitados)
  • C: Color (diverso, no homogéneo)
  • D: Diámetro (mayor de 6 mm)
  • E: Evolución (cambio del aspecto de la lesión en el tiempo)

Esto no quiere decir que el lunar sospechoso cumpla todas las características, sino varias –al menos tres- de ellas.

Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.