logo cuidar

en ASMA

Vivir bien con asma

El asma es una enfermedad crónica. Eso significa que una vez que lo tienes, probablemente lo tengas de por vida. Las personas con asma tienen sensibilizadas las vías respiratorias. Eso significa que se inflaman e hinchan más fácilmente. Ciertos desencadenantes del asma como el polen, la caspa de mascotas, los ácaros, el tabaco, el humo y el moho, pueden provocar que los músculos de las vías respiratorias se contraigan. Al mismo tiempo, las vías respiratorias pueden producir una gran cantidad de moco. Cualquiera de estos factores puede dificultar la respiración de las personas que sufren asma.

VÍAS RESPIRATORIAS NORMALES
Las vías respiratorias están abiertas

Imagen vías respiratorias normales

VÍAS RESPIRATORIAS AFECTADAS POR ASMA
Las vías respiratorias son estrechas

Vías respiratorias afectadas por asma

Mejora el control del asma

La mayoría de las personas que controla activamente su asma puede controlar los síntomas y tener vidas normales y activas. Un mejor control del asma puede:

  • Ayudar a evitar los síntomas continuos, como toser y falta de aire.
  • Disminuir la necesidad de usar un inhalador de rescate.
  • Ayudar a dormir durante la noche y realizar las actividades normales durante el día.
  • Ayudar a evitar los ataques severos de asma que podrían llevarte al hospital.

Es necesario trabajar conjuntamente con el médico para intentar alcanzar estas metas.

Tu médico puede ayudarte:

  • Desarrollando un plan de tratamiento.
  • Informándote sobre los distintos tratamientos.
  • Respondiendo a tus preguntas de forma clara y sencilla.

Tú puedes ayudar a tu médico:

  • Haciendo una lista de las preguntas que debes hacerte para asegurarte de que entiendes tu tratamiento.
  • Tomando la medicación según las indicaciones del médico.
  • Realizando las consultas de seguimiento con tu médico.
  • Manteniendo informado a tu médico sobre cómo te sientes.

En conjunto, estos pasos pueden ayudarte a controlar el asma para que puedas hacer la mayoría de las cosas que te gustan.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.