logo cuidar

en ASMA

Vigila tu flujo respiratorio

El medidor de flujo máximo es un pequeño dispositivo portátil que mide la velocidad a la que puedes exhalar el aire de tus pulmones. A mayor fuerza, mejor funcionamiento pulmonar. Tu médico utilizará el medidor de flujo máximo para saber tu "mejor medición personal". Es la medición más alta que logras cuando tu asma está bajo control.

En el futuro, puedes usar esa medición para saber si tu asma se encuentra bajo control. El medidor puede advertirte de un ataque de asma aun antes de que se manifiesten los síntomas y, por ello, es conveniente tener uno a mano.

Para utilizar el inhalador de forma correcta, sigue estos 4 simples pasos:

  1. Desliza el marcador o el indicador a 0 en la parte inferior del medidor.
  2. Mantente de pie, derecho y coloca tus labios sellados alrededor de la boquilla.
  3. En una respiración, da un fuerte y rápido soplido de aire de la forma más rápida que puedas.
  4. El marcador deberá haber movido la escala. Escribe el número en el que se haya detenido el marcador.

Repite los pasos de 1 a 4 dos veces más. Luego escribe el mejor (el más alto) de los 3 en el diario.

Informa a tu médico de tus mediciones de flujo máximo para comprobar si el medicamento está funcionando correctamente.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.