logo cuidar

en ASMA

Asma, alergia o resfriado, ¿cuál es la diferencia?

El asma es una enfermedad pulmonar que provoca la tensión de las vías respiratorias, dificultando la respiración. El asma provoca sibilancias, falta de aire, opresión en el pecho y tos.

¿Qué ocurre en el asma?

Las vías respiratorias transportan el aire hacia los pulmones y fuera del cuerpo. Cuando una persona tiene asma, la respiración se vuelve más difícil porque las vías respiratorias se estrechan y tensan. El asma puede desencadenarse a raíz de infecciones, alergias, ejercicio, cambios de temperatura u otros desencadenantes como el polvo, el humo o el pelo de las mascotas.

Los síntomas del asma son:

  • Sibilancias.
  • Falta de aire.
  • Tos con o sin mucosidad.
  • Tos con o sin ejercicio físico.
  • Tos en ambientes fríos o en una habitación llena de humo.

¿Qué ocurre en la alergia?

La alergia aparece cuando eres muy sensible a ciertas cosas. La alergia puede hacer que te encuentres mal.

Posibles alérgenos:

  • Polen.
  • Ácaros.
  • Animales.
  • Moho.
  • Medicamentos.
  • Alimentos.
  • Humo.

Los síntomas de la alergia son:

  • Estornudos.
  • Rinorrea y picor nasal.
  • Ojos rojos, llorosos y con picor.
  • Hinchazón.
  • Tos.
  • Sibilancias.
  • Erupción cutánea.

¿Qué ocurre en el resfriado?

El resfriado es una infección. Los resfriados provocan estornudos, congestión nasal, dolor corporal y fiebre.

¿Cuál es la diferencia?

La principal diferencia entre las alergias y un resfriado en cuanto a síntomas, es la duración de los mismos. Un resfriado, por lo general, dura entre 5 y 14 días. Las alergias duran más tiempo. Las alergias pueden durar incluso todo el año.

No existe una cura para la alergia, el asma o el resfriado. Puede ayudarte a controlar los síntomas:

  • Conocer qué le está sucediendo a tu cuerpo y consultando a tu médico si corresponde.
  • Evitar lo que empeora tus síntomas.
  • Tomar la medicación para el asma, la alergia o el resfriado siguiendo las indicaciones de tu médico.
Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.