logo cuidar

en ARTRITIS PSORIASICA

Con el aval de:

Artritis psoriásica y otras enfermedades

Relación entre la psoriasis cutánea y la artritis psoriásica

Aunque la mayoría de las veces la artritis psoriásica se da en pacientes que ya están diagnosticados de psoriasis cutánea (las lesiones en la piel suelen aparecer 10 años antes que la artritis psoriásica), en ocasiones la artritis psoriásica se manifiesta antes que estas lesiones cutáneas.

La psoriasis cutánea es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza por la aparición de placas de color rojizo y descamación en su superficie que causan picor. El tamaño de la lesión puede ser muy variable, desde lesiones únicamente en el cuero cabelludo hasta lesiones en la piel que pueden afectar a todo el cuerpo.

La psoriasis cutánea puede, además, afectar a las uñas. De hecho, los pacientes con psoriasis en la piel que tienen lesiones en las uñas tienen más posibilidades de desarrollar artritis psoriásica que los que no.

Las lesiones de la piel y las articulaciones suelen evolucionar y aparecer de manera independiente. Aunque en algunos casos, se puede producir en paralelo el empeoramiento de las lesiones de la piel propias de la psoriasis y un empeoramiento de las molestias en las articulaciones.

¿Qué problemas fuera de las articulaciones puede producir la artritis psoriásica?

Como ya sabes, la artritis psoriásica afecta fundamentalmente a las articulaciones, a la piel y a las uñas. Cuando la inflamación de las articulaciones es muy grande, el paciente puede sufrir anemia que aparecerá en la analítica que el médico realice ya que no da síntomas.

En algunos casos puede darse, además, la inflamación de los ojos (uveítis o inflamaci�n ocular), que se manifiesta en forma de dolor y enrojecimiento en el ojo y que requiere tratamiento oftalmológico urgente.

Por otro lado, existen otra serie de complicaciones que, aunque no son síntomas específicos de la artritis psoriásica, aparecen con mayor frecuencia en los pacientes de enfermedades inflamatorias crónicas:

  • Osteoporosis: la osteoporosis es una enfermedad que consiste en la pérdida progresiva de la masa ósea, que hace que los huesos se vuelvan más frágiles y propensos a las fracturas. Esto se debe al propio proceso inflamatorio, que favorece la pérdida de masa ósea, y también al uso de algunos tratamientos como los corticoides.
  • Enfermedad cardiovascular: Se ha descubierto recientemente que los pacientes de artritis psoriásica (y del resto de enfermedades inflamatorias crónicas) tienen un mayor riesgo de padecer problemas coronarios y cerebro-vasculares. Por eso, resulta esencial el control de otros factores de riesgo cardiovascular como los niveles de colesterol, la hipertensión, la diabetes, la obesidad y evitar el tabaco.
  • Infecciones: como consecuencia del proceso inflamatorio así como de los tratamientos utilizados para curar la artritis psoriásica, hay una tendencia en los pacientes con enfermedades reumáticas crónicas a coger infecciones como neumonías, infecciones de la piel o herpes.
El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.