logo cuidar

en ALOPECIA

Mitos y realidades

¿Es malo lavarse el pelo todos los días?

No. Los champús actuales no dañan el cabello. El pelo debe mantenerse higiénicamente limpio y en buenas condiciones.

¿Qué champú es el más adecuado para lavarse el pelo?

No existe el champú milagroso, pero hoy día la industria farmacéutica hace champús muy buenos. Es importante usar champús que no irriten el cuero cabelludo, que no sean secantes ni desengrasantes en exceso y que permitan un fácil peinado. Un champú tiene la función de limpiar y embellecer el cabello y respetar los hábitos individuales del lavado. El dermatólogo te aconsejará el champú adecuado que te permita el lavado del cabello de forma frecuente y sin dañarlo.

¿El tinte hace que se caiga el pelo?

No existen cosméticos capaces de provocar calvicie ni empeorarla. Las raíces de nuestro cabello se encuentran en la profundidad de la piel y no pueden verse afectadas por ningún producto que apliquemos externamente al cabello.

¿El uso de la gomina hace caer el pelo?

No. Pero hay que lavarlo, incluso a diario.

¿Son útiles los bálsamos acondicionadores?

Sí. El bálsamo forma una película protectora que protege el cabello del daño provocado por el peinado y el cepillado del mismo.

¿Es malo el cloro de la piscina?

No, pero los productos clorados y derivados del cobre como anti-algas pueden conseguir teñir de verde el cabello rubio.

Si nos cortamos el pelo ¿crece luego el pelo más fuerte?

No. Existe una falsa creencia popular muy arraigada de que si uno se corta el pelo, se sanea y luego sale más fuerte.

¿El uso del casco hace que se caiga el pelo?

No.

¿Es perjudicial llevar sombrero?

No. Todo lo contrario, evita los rayos UVA y sobre todo los UVB que sí son perjudiciales.

¿Qué es mejor, llevar el pelo largo o corto?

Es indiferente.

¿Son los calvos más viriles?

No. Los calvos no tienen más testosterona, sino que sus folículos pilosos son más sensibles a la acción de esta hormona.

¿Calvicie y cabello graso están relacionados?

Sí. El cabello graso y la calvicie tienen de algún modo la misma causa. Las hormonas masculinas actúan en individuos predispuestos genéticamente produciendo caída del cabello y aumentando la secreción sebácea.

El pelo que se cae, ¿se vuelve a recuperar?

En condiciones fisiológicas, sí. El cabello crece, descansa y cae. Cada día, nuevos cabellos crecen en nuestra cabeza mientras otros caen, de acuerdo con un ciclo que se renueva ininterrumpidamente. Este ciclo está formado por distintas fases: la fase de crecimiento, la fase de involución o de regresión y la fase de descanso. Cada cabello tiene su propio ciclo independiente de los cabellos que lo rodean.

La fase de crecimiento o anágeno, dura aproximadamente de 2 a 5 años, la fase de involución o catágeno, dura aproximadamente 2 semanas y la fase de reposo o felógeno, tiene una duración aproximada de 3 meses. La duración del ciclo capilar, varía en función de la edad y de la región del cuerpo.

El crecimiento del cabello es más rápido en verano. Crece más rápido de los 15 a los 30 años, aproximadamente, y crece más rápido en la mujer.

¿Existe alguna relación entre el estrés y la calvicie?

El estrés puede favorecer un aumento de la caída del cabello y acelerar la progresión de la calvicie.

¿Es normal sentirse cohibido por la calvicie?

Si, la alopecia provoca en los hombres una pérdida de confianza en sí mismos, hace que se sientan menos atractivos y más viejos y dificulta las relaciones con el entorno social y familiar. Estas son algunas de las conclusiones del estudio sociológico realizado por el Instituto Gallup entre más de 1.500 hombres de Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña y España, para analizar los efectos psicológicos asociados a la alopecia masculina y el impacto que esta tiene sobre el estado de ánimo, la autoestima y la relación de pareja de los hombres que la padecen.

De los 300 españoles encuestados:

  • 42% confiesa que siente miedo ante la posibilidad de quedarse calvo.
  • 37% afirma que con la pérdida de cabello se sienten envejecidos.
  • 43% dice que está perdiendo una parte importante de su atractivo físico.

En la actualidad, y a pesar de todo lo señalado anteriormente, sólo el 7% de los españoles que tienen este problema sigue un tratamiento, aunque en la mayoría de los casos, se recurre a productos que ni han sido prescritos por un dermatólogo, ni han demostrado su eficacia científicamente.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.