logo cuidar

en AFECCIONES INVERNALES

¿Qué es y en qué consiste la gripe?

La gripe es una infección viral aguda de las vías respiratorias superiores que aparece bruscamente con un cuadro de fiebre de entre 38 a 40 °C y se acompaña de una sensación de malestar general, cansancio, tos seca, dolor al tragar y dolor muscular. Desde el contagio, generalmente suelen pasar entre 1 y 3 días antes de la aparición de los síntomas.

La gripe suele requerir de descanso en cama durante 3 días, pero algunas personas necesitan de 1 a 2 semanas para una recuperación completa por que el cuerpo se queda muy debilitado.

Las complicaciones más habituales son la bronquitis y la neumonía que, en determinados grupos de riesgo, como por ejemplo los ancianos, requiere especial atención. En niños puede complicarse con otitis y bronquiolitis.

¿Cuáles son los agentes causales de la gripe?

El causante de la gripe es el virus influenza, que se caracteriza por poseer una alta capacidad de mutación, es decir, que cambia de forma cada cierto tiempo.

El virus influenza presenta dos formas la A y la B. La influenza A es la causante de la mayoría de las epidemias gripales y de las pandemias que afectan a la población mundial. Incide en el hombre pero también en los animales como cerdos, caballos y aves acuáticas. Sin embargo, el virus influenza B sólo afecta al hombre y produce epidemias más regionales.

La gripe suele aparecer en forma de epidemias en intervalos variables de 1-3 años debido a las mutaciones que va sufriendo el virus, y puede llegar a afectar aproximadamente a un 15% de la población.


Compartir por Facebook Compartir por LinkedIn

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.