Asma

asma

El asma es una enfermedad crónica. Eso significa que una vez que lo tienes, probablemente lo tengas de por vida. Las personas con asma tienen sensibilizadas las vías respiratorias. Eso significa que se inflaman e hinchan más fácilmente. Ciertos desencadenantes del asma como el polen, la caspa de mascotas, los ácaros, el tabaco, el humo y el moho, pueden provocar que los músculos de las vías respiratorias se contraigan. Al mismo tiempo, las vías respiratorias pueden producir una gran cantidad de moco. Cualquiera de estos factores puede dificultar la respiración de las personas que sufren asma.

Información Básica

Desencadenantes frecuentes del asma y recomendaciones para su control

No todas las personas reaccionan de la misma manera a los mismos desencadenantes del asma. Aunque puede ser difícil evitarlos siempre, te presentamos algunas formas para ayudarte a controlarlos.

POLEN Y MOHO

  • Mantén cerradas las ventanas. Utiliza el aire acondicionado siempre que puedas.
  • Permanece en sitios cerrados desde última hora de la mañana hasta por la tarde, que es cuando los niveles de esporas de moho y polen son más altos.
  • Si tienes que estar fuera durante horas de alto nivel polínico, date una ducha después de la exposición.

CASPA DE LOS ANIMALES

Se refiere a las escamas de piel o saliva seca de los animales con pelo o plumas.

  • Baña a tus mascotas semanalmente, si es posible.
  • Si puedes, mantén a tus mascotas fuera de casa.
  • Mantén a tus mascotas fuera del dormitorio.

Los filtros HEPA (filtros de partículas de gran eficiencia) pueden reducir los alérgenos de los animales presentes en el aire.

EJERCICIO

Mucha gente que ha padecido asma presenta síntomas del asma al hacer ejercicio. Esto se conoce como asma inducido por el ejercicio. Sus síntomas se pueden manifestar entre los 5 y 20 minutos tras el inicio del ejercicio, y pueden continuar un tiempo después de haber terminado.

  • Calentamiento, estiramiento: el calentamiento antes del ejercicio y el estiramiento gradual posterior, pueden reducir los rebrotes.
  • Protégete del frío: el aire frío es un desencadenante común del asma. Utiliza una bufanda para cubrir tu nariz y boca. Si es posible, elige un lugar cálido y húmedo para hacer ejercicio.
  • Medicamentos: puede que tu médico te recete algún medicamento para ayudarte a controlar el asma inducido por el ejercicio. Sigue sus indicaciones.
  • Elige los deportes correctos: en general, la natación y carreras de corta distancia son adecuados para personas con asma inducido por el ejercicio. Sin embargo, los deportes que requieren largos periodos de esfuerzo con muy poco descanso, como carreras de larga distancia o el fútbol, pueden causar más rebrotes de asma. Estos deportes deberán practicarse con precaución, pero consulta antes a tu médico.

HUMO DE TABACO

  • No permitas fumar en tu casa o coche.

ÁCAROS

Los ácaros son pequeños artrópodos que se encuentran en todas las casas.

  • Utiliza una funda antiácaros para el colchón.
  • Lava las sábanas y mantas de tu cama todas las semanas en agua caliente.
  • Mantén los peluches fuera de la cama o lávalos todas las semanas en agua caliente.

CUCARACHAS

  • Mantén los alimentos y la basura en contenedores cerrados. Nunca dejes alimentos fuera.
  • Si utilizas un anticucarachas para eliminarlas, mantente fuera de la habitación hasta que se vaya el olor.

MOHO INTERIOR

  • Repara los grifos y tuberías con pérdidas.
  • Limpia las superficies que tengan moho con un limpiador con lejía.

HUMO, OLORES FUERTES Y PULVERIZADORES

  • Intenta no usar estufas de leña ni chimeneas.
  • Intenta mantenerte fuera de olores fuertes y pulverizadores como perfumes, talco, laca y pinturas.

Vivir bien con asma

El asma es una enfermedad crónica. Eso significa que una vez que lo tienes, probablemente lo tengas de por vida. Las personas con asma tienen sensibilizadas las vías respiratorias. Eso significa que se inflaman e hinchan más fácilmente. Ciertos desencadenantes del asma como el polen, la caspa de mascotas, los ácaros, el tabaco, el humo y el moho, pueden provocar que los músculos de las vías respiratorias se contraigan. Al mismo tiempo, las vías respiratorias pueden producir una gran cantidad de moco. Cualquiera de estos factores puede dificultar la respiración de las personas que sufren asma.

VÍAS RESPIRATORIAS NORMALES
Las vías respiratorias están abiertas

Imagen vías respiratorias normales

VÍAS RESPIRATORIAS AFECTADAS POR ASMA
Las vías respiratorias son estrechas

Vías respiratorias afectadas por asma

Mejora el control del asma

La mayoría de las personas que controla activamente su asma puede controlar los síntomas y tener vidas normales y activas. Un mejor control del asma puede:

  • Ayudar a evitar los síntomas continuos, como toser y falta de aire.
  • Disminuir la necesidad de usar un inhalador de rescate.
  • Ayudar a dormir durante la noche y realizar las actividades normales durante el día.
  • Ayudar a evitar los ataques severos de asma que podrían llevarte al hospital.

Es necesario trabajar conjuntamente con el médico para intentar alcanzar estas metas.

Tu médico puede ayudarte:

  • Desarrollando un plan de tratamiento.
  • Informándote sobre los distintos tratamientos.
  • Respondiendo a tus preguntas de forma clara y sencilla.

Tú puedes ayudar a tu médico:

  • Haciendo una lista de las preguntas que debes hacerte para asegurarte de que entiendes tu tratamiento.
  • Tomando la medicación según las indicaciones del médico.
  • Realizando las consultas de seguimiento con tu médico.
  • Manteniendo informado a tu médico sobre cómo te sientes.

En conjunto, estos pasos pueden ayudarte a controlar el asma para que puedas hacer la mayoría de las cosas que te gustan.

Consejos Útiles

Deja de fumar para mejorar tu asma

Descubre por qué debes dejar de fumar y obtén información sobre los beneficios que puedes conseguir.

¿Por qué es tan perjudicial fumar?

Cada vez que inhalas humo de tabaco, destruyes algunas de las pequeñas bolsas de aire que están en los pulmones (imagínate racimos de uvas huecas en los extremos de los tallos).

Fumar también destruye los cilios que cubren y protegen los pulmones. Si fumas, los cilios no se mueven y no pueden ayudar a limpiar las vías respiratorias.

Los cilios son como pequeños "pelos" que se mueven hacia adelante y hacia atrás. Barren el polvo, el polen y otras sustancias de los pulmones y la garganta.

Fumadores pasivos: el peligro oculto

El fumador pasivo es una persona no fumadora que respira una mezcla de humo emitido por:

  • La parte encendida de un cigarrillo, una pipa o un cigarro.
  • El humo exhalado de los pulmones de los fumadores.

Este humo contiene más de 250 sustancias químicas, que pueden causar cáncer, infecciones pulmonares y asma.

Evita ser fumador pasivo:

  • Mantén tu casa libre de humo de tabaco. Dispón un lugar en el exterior para fumar.
  • Mantén tu coche libre de humo de tabaco.
  • Evita los lugares en los que esté permitido fumar.

Si dejas de fumar, estarás ayudando a mejorar tu salud. Cuanto más tiempo fumes, mayor es el daño que haces a tu cuerpo y tu salud.

¿Puede ser perjudicial para el feto fumar durante el embarazo?

Cuando una mujer embarazada fuma, la nicotina y el dióxido de carbono se transmiten al bebé. Fumar aumenta las posibilidades de que el bebé:

  • Pueda nacer con bajo peso.
  • Pueda nacer de forma prematura.
  • Pueda nacer con estrechamiento de las vías respiratorias o con defectos pulmonares.

¿Es muy tarde para que deje de fumar? ¿Tendrá algún efecto beneficioso?

Si dejas de fumar, tu salud mejorará independientemente de cuánto tiempo hayas fumado. Cuando dejas de fumar, los pulmones comienzan a reparar el daño que el hábito de fumar les ha causado. Mejora la circulación (el flujo de sangre por el cuerpo), disminuye el riesgo de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, enfermedad pulmonar y cáncer.

¿Qué puedo hacer para dejar de fumar?

  • Habla con tu médico para analizar un plan para dejar de fumar.
  • Informa a tu familia y amigos de que vas a dejar de fumar. Pídeles que, para ayudarte, dejen de fumar cerca de ti y dejen de ofrecerte tabaco.
  • Tira todos tus cigarrillos, pipas, mecheros y ceniceros.
  • Habla con tu médico sobre medicamentos y tratamientos para ayudar a dejar de fumar.
  • Escribe en un papel todos los motivos por los cuáles has decidido dejar de fumar y pon esta lista en un lugar visible.

Para tener tu asma bajo control, vigila tu flujo respiratorio

El medidor de flujo máximo es un pequeño dispositivo portátil que mide la velocidad a la que puedes exhalar el aire de tus pulmones. A mayor fuerza, mejor funcionamiento pulmonar. Tu médico utilizará el medidor de flujo máximo para saber tu "mejor medición personal". Es la medición más alta que logras cuando tu asma está bajo control.

En el futuro, puedes usar esa medición para saber si tu asma se encuentra bajo control. El medidor puede advertirte de un ataque de asma aun antes de que se manifiesten los síntomas y, por ello, es conveniente tener uno a mano.

Para utilizar el inhalador de forma correcta, sigue estos 4 simples pasos:

  1. Desliza el marcador o el indicador a 0 en la parte inferior del medidor.
  2. Mantente de pie, derecho y coloca tus labios sellados alrededor de la boquilla.
  3. En una respiración, da un fuerte y rápido soplido de aire de la forma más rápida que puedas.
  4. El marcador deberá haber movido la escala. Escribe el número en el que se haya detenido el marcador.

Repite los pasos de 1 a 4 dos veces más. Luego escribe el mejor (el más alto) de los 3 en el diario.

Informa a tu médico de tus mediciones de flujo máximo para comprobar si el medicamento está funcionando correctamente.

¿Quieres saber más?

Asma, alergia o resfriado, ¿cuál es la diferencia?

El asma es una enfermedad pulmonar que provoca la tensión de las vías respiratorias, dificultando la respiración. El asma provoca sibilancias, falta de aire, opresión en el pecho y tos.

¿Qué ocurre en el asma?

Las vías respiratorias transportan el aire hacia los pulmones y fuera del cuerpo. Cuando una persona tiene asma, la respiración se vuelve más difícil porque las vías respiratorias se estrechan y tensan. El asma puede desencadenarse a raíz de infecciones, alergias, ejercicio, cambios de temperatura u otros desencadenantes como el polvo, el humo o el pelo de las mascotas.

Los síntomas del asma son:

  • Sibilancias.
  • Falta de aire.
  • Tos con o sin mucosidad.
  • Tos con o sin ejercicio físico.
  • Tos en ambientes fríos o en una habitación llena de humo.

¿Qué ocurre en la alergia?

La alergia aparece cuando eres muy sensible a ciertas cosas. La alergia puede hacer que te encuentres mal.

Posibles alérgenos:

  • Polen.
  • Ácaros.
  • Animales.
  • Moho.
  • Medicamentos.
  • Alimentos.
  • Humo.

Los síntomas de la alergia son:

  • Estornudos.
  • Rinorrea y picor nasal.
  • Ojos rojos, llorosos y con picor.
  • Hinchazón.
  • Tos.
  • Sibilancias.
  • Erupción cutánea.

¿Qué ocurre en el resfriado?

El resfriado es una infección. Los resfriados provocan estornudos, congestión nasal, dolor corporal y fiebre.

¿Cuál es la diferencia?

La principal diferencia entre las alergias y un resfriado en cuanto a síntomas, es la duración de los mismos. Un resfriado, por lo general, dura entre 5 y 14 días. Las alergias duran más tiempo. Las alergias pueden durar incluso todo el año.

No existe una cura para la alergia, el asma o el resfriado. Puede ayudarte a controlar los síntomas:

  • Conocer qué le está sucediendo a tu cuerpo y consultando a tu médico si corresponde.
  • Evitar lo que empeora tus síntomas.
  • Tomar la medicación para el asma, la alergia o el resfriado siguiendo las indicaciones de tu médico.

Tratamiento del asma

¿Qué ocurre durante un ataque de asma?

El asma afecta a las vías respiratorias de los pulmones. Las hincha e irrita. Cuando esto sucede, la respiración se vuelve más difícil. También es posible que aparezca tos o sibilancias. Si estos síntomas persisten, es posible que incluso te cueste hablar y caminar.

Medicamentos de control y de rescate

Es posible que tu médico te recete algún medicamento para tratar el asma. Es importante seguir sus indicaciones y tomar el medicamento siguiendo sus instrucciones. Existen distintos medicamentos para el tratamiento del asma.

Medicamentos de control:

  • Hay que tomarlos diariamente para controlar el asma, aunque no haya síntomas.
  • Ayudan a prevenir los síntomas del asma antes de que empiecen evitando el uso del inhalador frecuentemente.
  • Ayudan a mantener la hinchazón y la mucosidad de los pulmones bajo control y a detener los síntomas del asma.
  • Pueden administrarse como inhalador o en pastillas.

Medicamentos de rescate:

  • Abren las vías respiratorias, ayudando a respirar.
  • Se toman para tratar los síntomas del asma tales como silbido en el pecho, dificultad para respirar o presión en el pecho.
  • Se usan para aliviar de manera rápida los síntomas del asma.
  • Es necesario tenerlos siempre a mano.

Uso correcto de los medicamentos de rescate

Puede parecer más fácil usar un inhalador dosificado, pero cuando no se utilizan de forma correcta, se pulveriza más medicamento dentro de la boca, donde se absorbe y llega menos cantidad a los pulmones.

Sigue los siguientes pasos para utilizar el inhalador de forma correcta:

  1. Agita bien el inhalador.
  2. Exhala completamente para vaciar los pulmones, inclinando ligeramente la cabeza hacia atrás.
  3. Presiona los labios fuertemente alrededor de la boquilla del inhalador (sin dejar orificios).
  4. Presiona una vez el botón del inhalador para liberar el medicamento.
  5. Con los labios aún cerrados, respira el producto suavemente y profundamente durante 3-5 segundos.
  6. Mantén la respiración durante 10 segundos, luego exhala suavemente por la nariz.
  7. Enjuágate la boca con agua para reducir el mal sabor.

Si no mejoras después de tomar tu medicación de rescate puede que necesites atención de emergencia.

Asegúrate de consultar con tu médico o farmacéutico cualquier pregunta que puedas tener sobre tu medicación.

Información sobre asma para padres

Los niños y los adolescentes se pueden sentir agobiados por la presión de los amigos. Cualquier pequeña cosa (o no tan pequeña) que los separe del resto puede avergonzarlos.

Medicamentos de control y de rescate

Es posible que el médico le recete a tu hijo/a algún medicamento para tratar el asma. Es importante seguir sus indicaciones y asegurarse de que tome el medicamento siguiendo sus instrucciones. Existen distintos medicamentos para el tratamiento del asma.

Evitando las crisis asmáticas en el colegio podemos reducir las posibilidades de:

  • Ansiedad por tener síntomas en el colegio.
  • No participar en las actividades físicas.
  • Perderse las excursiones u otras actividades sociales.
  • Faltar al colegio o quedarse retrasado en los deberes del colegio.

Ayuda a prevenir los síntomas

Asegúrate de que tu hijo toma su medicación de control, si se la han recetado, centrándote en cómo le ayuda a prevenir los síntomas del asma. Debe entender que la medicación de control debe tomarse todos los días para ser eficaz, independientemente de la presencia de síntomas.

  • Anímale. Cuando tu hijo toma su medicación por su cuenta si puede hacerlo, o te recuerda que es la hora de la medicación, valóralo y felicítalo. El refuerzo positivo puede hacer maravillas con los niños de cualquier edad, especialmente adolescentes.
  • Actívale. Es importante permitir a los niños con asma que sean activos. Anima a tu hijo a practicar determinados deportes como nadar, montar en bicicleta o golf. Habla con su médico sobre qué tipo de actividades son buenas para él (tú mismo puedes ser un buen ejemplo practicando alguna actividad).
  • Dale seguridad. Asegúrate de que los otros miembros de la familia, cuidadores y profesores están informados del asma de tu hijo y del plan de tratamiento. Estarás más tranquilo sabiendo que todo el mundo trabaja para ayudarle a controlar su asma. Y él se sentirá más seguro de practicar alguna actividad en un ambiente positivo, sano e informado tanto dentro como fuera del colegio.

Guías de Pacientes

Guías de Pacientes

Registro del asma de tu hijo

Registro del asma de tu hijo

¿Qué debo preguntarle al médico de mi hijo?

¿Qué debo preguntarle al médico de mi hijo?

Lista de control del Asma para el colegio o guardería de mi hijo

Lista de control del Asma para el colegio o guardería de mi hijo

Plan de acción frente al asma

Plan de acción frente al asma

La vuelta al cole y los problemas respiratorios

La vuelta al cole y los problemas respiratorios

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.