Alergias

Alergias

La alergia es una hipersensibilidad a una partícula o sustancia concreta, que si se inhala, ingiere o se toca, produce unos síntomas característicos.

Cuando tu médico te comunica que tienes una alergia, significa que tu cuerpo tiene una reacción hipersensible ante lo que se denomina alérgeno. El cuerpo puede reaccionar ante diferentes tipos de alérgenos. Por ejemplo, puedes tener alergia al polen de los árboles. También puedes ser alérgico a elementos que se encuentran en el hogar. El moho, los ácaros del polvo, la caspa de los animales e incluso las cucarachas pueden provocar reacciones.

Consejos vuelta al cole, diez consejos para recordar.

Diferencias entre alergia y resfriado
Aprenda a diferenciar entre alergia y resfriado

Alergias

Alergia y resfriado
Diferencias

Diferencias entre alergia y resfriado
Aprenda a diferenciar entre alergia y resfriado

Recursos de Salud

Consejos vuelta al cole
Consejos vuelta al cole

Dr. Lorem ipsum

Diez consejos para recordar.

Descargar PDF

Información Básica

Conoce lo básico sobre la rinitis alérgica

Cuando tu médico te comunica que tienes una alergia, significa que tu cuerpo tiene una reacción hipersensible ante lo que se denomina alérgeno. El cuerpo puede reaccionar ante diferentes tipos de alérgenos. Por ejemplo, puedes tener alergia al polen de los árboles. También puedes ser alérgico a elementos que se encuentran en el hogar. El moho, los ácaros del polvo, la caspa de los animales e incluso las cucarachas pueden provocar reacciones.

Cuando el sitema inmunológico detecta un alérgeno, como el polen, lo identifica como algo que no pertenece al cuerpo. Como resultado, reacciona ante este alérgeno y aparecen síntomas de la alergia. Los síntomas comunes pueden incluir:

  • Congestión.
  • Goteo nasal.
  • Ojos llorosos.
  • Picazón de la piel y los ojos.
  • Estornudos.

¿Por qué tengo alergia?

Las causas de las alergias no se conocen en su totalidad, pero sí se sabe que pueden ser hereditarias. Puedes correr mayor riesgo de tener alergias si tus padres las tienen.

Alergias estacionales y anuales

La rinitis alérgica estacional, generalmente conocida como fiebre del heno, se produce durante determinadas épocas del año en las que hay mayor prevalencia de alérgenos aéreos, como polen y esporas.

El polen puede provenir de distintas plantas. Entre los árboles, encontramos, por ejemplo, robles, olmos, arces, abedules, enebros y olivos.

La rinitis alérgica permanente también se produce al inhalar un alérgeno, pero durante todo el año. La causa más frecuente son los alérgenos de interiores como moho, ácaros del polvo y caspa de animales. Los ácaros del polvo se alojan en almohadas, colchones, cortinas, sillones, alfombras y ropa de cama. El moho se encuentra en los lugares húmedos de los hogares.

¿Pueden desarrollarse alergias estacionales a cualquier edad?

Sí, las alergias estacionales pueden aparecer en cualquier momento, bien a causa de la exposición a un nuevo alérgeno o por el agravamiento de un síntoma de alergia estacional que ya se tenía.

No obstante, lo más común es que aparezcan alrededor de los 10 años, que se produzca un agravamiento alrededor de los 20 años y que a medida que pasan los años los síntomas vayan desapareciendo.

¿Cómo afectan los cambios de tiempo a los síntomas de la alergia estacional?

Los cambios de tiempo pueden favorecer el incremento o la reducción de la cantidad de polen en el aire. Así, por ejemplo:

  • Los días secos y calurosos favorecen el aumento de la concentración de polen.
  • El viento hace que el polen recorra largas distancias.
  • Cuando llueve o hay humedad hay menos polen en el ambiente.

¿Es un resfriado o una alergia?

Por lo general, una alergia puede confundirse con un resfriado. Aunque algunos de los síntomas pueden coincidir, el resfriado no es sinónimo de alergia. Es importante conocer la diferencia.

En general:

  Alergias Resfriados
Síntomas Goteo o congestión nasal. Fiebre, molestias y dolores, goteo o congestión nasal, estornudos y ojos llorosos.
Cuándo comienzan los síntomas Por lo general, en cuanto el cuerpo detecta un alérgeno. Entre varios días y una semana después de la exposición al virus.
Cuánto duran Dura el tiempo de exposición al alérgeno y puede durar varias horas más; estos síntomas pueden estar presentes todo el año o en la misma época todos los años. Entre varios días y una semana después de la exposición al virus.
Causas Polen, moho, caspa de animales y otras sustancias. Virus.

Factores desencadenantes

Ciertas sustancias, o factores desencadenantes, pueden producir reacciones alérgicas. Estas sustancias pueden incluir ácaros del polvo, moho, caspa de animales y polen. Aquí encontrarás información sobre estos factores desencadenantes y cómo reducir la exposición a ellos.

ÁCAROS DEL POLVO

Estos pequeños organismos son invisibles; sin embargo, pueden provocar reacciones alérgicas como el polen u otros alérgenos. Los ácaros del polvo son muy comunes. A continuación encontrarás algunas sugerencias para reducir la exposición a los ácaros del polvo en el hogar.

  • Utiliza fundas hipoalergénicas en almohadas y colchones.
  • Retira las alfombras o aspíralas con frecuencia con un filtro de alta eficacia.
  • Controla la humedad de tu casa con un deshumidificador o aire acondicionado.
  • Lava las cortinas con frecuencia pare eliminar el polvo.
  • Lava la ropa de cama una vez por semana, como mínimo, en agua caliente (54ºC).

MOHO

El moho se encuentra en el exterior o en lugares húmedos del hogar como sótanos o baños. Para reducir la exposición al moho, prueba lo siguiente:

  • Retira las alfombras o empapelados que tengan moho o humedades.
  • Repara y sella las pérdidas en tuberías.
  • Evita almacenar ropa, papeles u otros materiales en lugares húmedos.
  • Evita las plantas de interiores porque el moho puede desarrollarse en la tierra.

CASPA DE ANIMALES

Son alérgenos provenientes de los animales. Los profesionales de la salud pueden recomendar medicamentos o incluso vacunas a las personas que tienen síntomas graves. Existen algunas otras sugerencias útiles:

  • Evita que las mascotas entren en el dormitorio.
  • Si es posible, evita las mascotas en casa.
  • Baña a las mascotas semanalmente para reducir los alérgenos.
  • Cambia la ropa de cama y alfombras que puedan tener caspa de animales.

POLEN

Las condiciones climatológicas pueden influir en la cantidad de polen en el aire, así como la estación del año. La cantidad de polen también depende de la zona geográfica. Aquí encontrarás algunas sugerencias útiles:

  • Mantén las ventanas cerradas.
  • Utiliza el aire acondicionado para limpiar y deshumidificar el aire de tu casa.
  • Evita trabajar al aire libre entre las 5 y las 10 de la mañana, que es cuando se concentra la mayor cantidad de polen.
  • Mantén cerradas las ventanillas del coche cuando viajes.

Términos útiles relacionados con la alergia

  • Ácaros del polvo: organismos pequeños, invisibles al ojo humano que se alojan en colchones y muebles tapizados.
  • Alérgeno: sustancia que puede provocar una reacción alérgica en el cuerpo.
  • Alergias en ambientes interiores: alergias a moho, caspa de animales, ácaros del polvo y cucarachas.
  • Alergias en exteriores: alergias provocadas generalmente por esporas del moho y polen aéreo.
  • Caspa de animales: alérgenos provenientes de los animales.
  • Fiebre del heno: sinónimo de rinitis alérgica estacional.
  • Inmunoterapia: vacunas destinadas a lograr que el sistema inmunológico tolere el alérgeno.
  • Moho: tipo de hongo microscópico que puede ser un alérgeno.
  • Polen: partículas diminutas producidas por determinadas plantas.
  • Respuesta inmunológica: reacción del cuerpo ante un alérgeno que puede derivar en síntomas como picor de ojos, estornudos o goteo nasal.
  • Rinitis alérgica: síntomas nasales provocados por reacciones alérgicas.
  • Rinitis alérgica estacional: alergia que se produce durante una estación específica y provoca síntomas como congestión, picor o goteo nasal. Sinónimo de fiebre del heno.
  • Rinitis alérgica permanente: alergia anual provocada por alérgenos como el moho y los ácaros del polvo.

Consejos Útiles

Lo que debes y lo que no debes hacer en relación a las alergias

Lo que debes hacer

Consejos basados en recomendaciones de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)

SIGUE TU TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Tomar tus medicamentos tal y como te haya indicado tu médico puede ayudarte a sentir que controlas tu salud.

CONOCE TUS SÍNTOMAS

Presta atención a los primeros signos de advertencia como los estornudos o la rinorrea. Actuar con rapidez te ayudará a controlar tus alergias.

EVITA LOS DESENCADENANTES

Conoce y mantente lejos de los desencadenantes que puedan exacerbar o empeorar tus alergias.

Estas son algunas otras cosas que puedes hacer en función del tipo de alergia que tengas:

  • Cierra las ventanas de tu casa y del coche cuando el nivel polínico sea alto.
  • Evita las mascotas o los insectos como las cucarachas.
  • No salgas a la calle cuando el nivel de polen sea alto o con alertas de contaminación.
  • Evita los olores fuertes y los humos.
  • Evita el tabaco y el humo de la madera.
  • Toma tu medicación siguiendo las indicaciones de tu médico.

La temporada de alergias de otoño y verano será diferente en función del lugar donde vivas. Habla con tu médico ante la presencia de cualquiera de estos signos:

  • Estornudos.
  • Picor de garganta.
  • Picor de nariz.
  • Congestión.
  • Ojos llorosos/picor de ojos.
  • Rinorrea.
  • Picor de oídos.

Lo que no debes hacer

  • No abras las ventanas durante las temporadas de alergias de verano y otoño.
  • Evita que el polen entre en tu casa o en tu coche. Permanece en lugares cerrados cuando la concentración polínica sea alta.
  • Otras cosas que NO debes hacer:
    • Utilizar almohadas de plumas.
    • Permitir que las mascotas entren en tu cuarto.
    • Tener alfombras.
    • Secar la ropa al aire libre.
    • Tomar más medicación de la que el médico te haya indicado. Debes tomar la medicación siguiendo sus indicaciones.

Beneficios de llevar un diario sobre la enfermedad

Ir apuntando en un diario los síntomas que provoca la alergia estacional es una manera de identificar mejor cuáles son sus desencadenantes

¿Qué anotar?

  • Cuál ha sido el desencadenante de la alergia, la hora del día en que se ha producido, a qué has estado expuesto, si ha sido dentro o fuera de casa.
  • Síntomas: estornudos, ojos llorosos, etc.
  • Qué has hecho para aliviar los síntomas y que efectos ha tenido.

Compartir esta información con tu médico o alergólogo puede ser muy útil.

¿Cómo ayudar a mi hijo si tiene alergia estacional?



  1. Identifica las causas de la alergia estacional
    • ¿Por qué?: la información sobre el momento en que aparecen los síntomas de alergia estacional puede ser útil.
    • ¿Qué hacer?: pregunta a tu alergólogo o médico sobre las pruebas de alergia. Además, observa cuándo tu hijo muestra síntomas. Las alergias a finales de primavera/verano suelen estar motivadas por el polen, mientras que las alergias de finales de verano/otoño suelen deberse a plantas como la ambrosía. El momento de la aparición de la alergia estacional varía según la región y factores medioambientales.
  2. Conoce los niveles de polen
    • ¿Por qué?: los síntomas de alergia estacional pueden tener su origen en el aumento del nivel de polen.
    • ¿Qué hacer?: comprueba el nivel de polen diariamente durante la época de alergias. Puedes hacerlo en www.madrid.org/polen
  3. Lavarse a menudo
    • ¿Por qué?: el polen se adhiere a la ropa, el pelo y la piel.
    • ¿Qué hacer?: intentar que tu hijo se lave las manos frecuentemente. De esta forma, ayudarás a reducir la irritación de los ojos provocada por la alergia al frotarse con las manos. También es conveniente que tu hijo se bañe y se lave el pelo después de haber estado jugando fuera de casa.
  4. Filtrar el aire
    • ¿Por qué?: una ventana abierta permite que el polen entre en casa.
    • ¿Qué hacer?: instala un aparato de aire acondicionado para ayudar a enfriar y filtrar el aire del interior. Limpia y reemplaza a menudo los filtros del aparato.
  5. Jugar dónde (y cuándo) haya menos polen
    • ¿Por qué?: por la mañana temprano es cuando los niveles de polen son más altos.
    • ¿Qué hacer?: durante este tiempo intentar que los niños estén entretenidos en casa.
  6. Reorganizar las actividades del jardín
    • ¿Por qué?: cortar el césped y quitar las hierbas puede potenciar las causas de alergia.
    • ¿Qué hacer?: intentar que el niño haga otras actividades dentro de casa. Así tendrá la oportunidad de sentirse también responsable pero con menos riesgo a las alergias estacionales.

Qué tener en cuenta en tu visita al alergólogo/médico



Tu alergólogo/médico usa toda la información que le proporcionas para definir los alérgenos que desencadenan tu alergia estacional y ayudarte a mitigarla. Así que, asegúrate de contárselo todo.

Detalles que pueden parecerte insignificantes, vergonzosos o sin relación alguna con la alergia estacional pueden ser importantes para atenderte correctamente. Háblale sobre:

  • Todos tus síntomas y la duración de los mismos.
  • Tus costumbres (si practicas la jardinería, si sales a correr a la hora de la comida, etc.).
  • Tu entorno (dónde vives).

Rutas a pie o caminar sin riesgos

Si tienes alergia estacional debes evitar las horas de mayor concentración de polen y salir a pasear o caminar por la tarde/noche o bien hacerlo en sitios cerrados.

Opciones de interior

Puedes ir a un gimnasio y andar en una cinta, caminar dentro del agua en una piscina cubierta o pasear por un centro comercial

Al aire libre

Pasea por un camino asfaltado, sin mucha vegetación y a horas en las que la concentración de polen sea más baja. Evita hacer rutas por lugares en los que haya una alta concentración de los pólenes a los que eres alérgico.

¿Quieres saber más?

¿Es alergia o una infección respiratoria?

Es posible que sientas que la cabeza te va a explotar o que la nariz nunca va a dejar de gotear y no sepas si se trata de alergia o de una infección.

Alergia

La alergia se produce cuando tu cuerpo reacciona ante una sustancia determinada. Algunas de las cosas más comunes a las que las personas son alérgicas son:

  • Polen.
  • Ácaros.
  • Piel de animales.
  • Alimentos.
  • Moho.
  • Medicamentos.
  • Humo.
  • Cucarachas.

Las alergias te pueden hacer sentir mal. Pueden provocarte problemas en los ojos, la nariz y/o los pulmones.

Si eres alérgico a algo, tu cuerpo reacciona ante ese desencadenante y trata de combatirlo como si fuera algo malo.

Alergia: cuando una persona reacciona a ciertas sustancias, por ejemplo, alimentos, líquidos, polen, picaduras de insectos o animales. La alergia puede hacer que la persona se sienta mal. Puedes tener estornudos, picazón, hinchazón o erupciones.

Reacción alérgica: cuando una persona reacciona fuertemente a un alérgeno. Puedes estornudar u observar enrojecimiento de la piel, picazón, ampollas o hinchazón. Los síntomas son distintos en cada persona. Las reacciones alérgicas graves pueden llegar a ser incluso mortales.

Desencadenante: cualquier elemento que provoque síntomas de alergia.

Infección de las vías respiratorias superiores

Los gérmenes causan infecciones. Un resfriado o una infección de las vías respiratorias superiores puede afectar a la cabeza, la nariz, los oídos, la garganta y el pecho.

A continuación te presentamos las diferencias más comunes de los síntomas de la alergia y la infección:

Alergias Infección de las vías respiratorias
superiores o resfriado
Cabeza y nariz congestionadas. Cabeza, nariz y oídos congestionados.
Estornudos y rinorrea. Estornudos y rinorrea.
Picor en los ojos y ojos llorosos. Tos.
Goteo nasal con secreciones blanquecinas transparentes. Moco nasal amarillento transparente.
Ausencia de fiebre. Fiebre.
  Dolores musculares, glándulas inflamadas.
  Dolor de garganta.

Tu médico puede hacerte una prueba para ver si tienes alergia. Deberás hablar sobre:

  • Tus antecedentes médicos.
  • Los síntomas que tienes.
  • Lo que empeora tus síntomas.

Es posible que el médico te haga pruebas cutáneas y análisis de sangre para averiguar qué es lo que te está provocando la alergia.

Una vez que sepas a qué eres alérgico podrás evitar la causa o trabajar en función de ella. Cuando no puedas evitarla, es posible que tu médico te indique un tratamiento farmacológico.

Infección

Un resfriado o una infección de las vías respiratorias superiores suele durar de 3 a 14 días. Beber líquidos y descansar pueden ayudarte a recuperarte. Habla con tu médico sobre los medicamentos para la fiebre, la congestión o el dolor. Tu médico puede recetarte algún medicamento para tratar la causa de la infección.

Existen muchas diferencias entre alergias e infecciones. Tu médico puede ayudarte a descubrir la causa de tus síntomas.

Guías de Pacientes

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.