Tumores del corazón

Un tumor es cualquier tipo de crecimiento anormal, canceroso (maligno) o no canceroso (benigno). Los tumores que se originan en el corazón se denominan tumores primarios y se desarrollan en cualquiera de sus tejidos. Los tumores secundarios son los que se originan en alguna otra parte del organismo (como pulmones, mamas, sangre o piel) y que luego se diseminan (metastatizan) al corazón; éstos son siempre cancerosos. Los tumores secundarios son entre 30 y 40 veces más frecuentes que los primarios.

Los tumores cardíacos pueden no causar síntomas o bien originar un mal funcionamiento del corazón, similar al provocado por otras enfermedades del mismo. Ejemplos de mal funcionamiento pueden ser una insuficiencia cardíaca súbita, la aparición brusca de arritmias y una caída súbita de la presión arterial por una hemorragia en el pericardio (la membrana que envuelve el corazón). Los tumores cardíacos son difíciles de diagnosticar porque no son frecuentes y sus síntomas se parecen a los de muchas otras enfermedades. Para efectuar el diagnóstico, es necesario que el médico sospeche la existencia del tumor por algún motivo. Por ejemplo, si una persona tiene un cáncer en cualquier lugar del organismo pero se observan síntomas de mal funcionamiento del corazón, es posible que el médico sospeche la existencia de un tumor cardíaco.

Mixomas

Obstrucción del flujo sanguíneo del corazón

El mecanismo de obstrucción del flujo sanguíneo del corazón por un mixoma
Un mixoma en la aurícula izquierda está sujeto por un pedúnculo o tallo y puede moverse siguiendo el sentido del flujo de sangre. De este modo, el mixoma entra y sale por la válvula mitral cercana (orificio de paso de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo).

Un mixoma es un tumor no canceroso, en general de forma irregular y de consistencia gelatinosa.

La mitad de todos los tumores primarios son mixomas. Tres cuartas partes de los mixomas se encuentran en la aurícula izquierda, la cavidad del corazón que recibe sangre con alto contenido de oxígeno de los pulmones.

En general, los mixomas en la aurícula izquierda tienen como un tallo (son pedunculados) y pueden moverse libremente, debido al flujo de la sangre, igual que un "globo" atado. Al moverse, lo hacen hacia uno y otro lado en las proximidades de la válvula mitral (que es el paso de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo). Este movimiento puede obstruir y destapar la válvula intermitentemente, de tal manera que la sangre detiene su paso y lo continúa también de forma intermitente. Cuando el paciente está en bipedestación, se pueden producir desvanecimientos o episodios de congestión pulmonar y disnea, ya que la fuerza de la gravedad empuja el tumor hacia la abertura de la válvula y puede llegar a taparla; por el contrario, al recostarse se produce un alivio de los síntomas.

El tumor puede lesionar la válvula mitral de tal manera que la sangre se escape por ella y produzca un soplo en el corazón que se ausculta con un fonendoscopio. A partir del sonido del soplo, el médico debe considerar si es el efecto de una fuga de sangre por las lesiones causadas por un tumor (lo cual es muy raro) o bien se trata de una causa más frecuente, como una enfermedad reumática del corazón.

Cuando se desprenden fragmentos de un mixoma o coágulos de sangre que se forman en su superficie, éstos pueden trasladarse hasta otros órganos y bloquear los vasos. Los síntomas dependen de cuál es el vaso bloqueado. Por ejemplo, una arteria bloqueada en el cerebro puede producir un ataque de parálisis, mientras que si el bloqueo es en el pulmón, causará dolor y tos con sangre. Otros síntomas de los mixomas son fiebre, pérdida de peso, dedos de las manos y de los pies fríos y dolorosos al exponerlos al frío (fenómeno de Raynaud), anemia, bajo recuento de plaquetas (porque éstas intervienen en el proceso de la coagulación) y síntomas que sugieren una infección grave.

Otros tumores primarios

Otros tumores del corazón menos frecuentes, como los fibromas y los rabdomiomas, crecen directamente a partir de las células del tejido fibroso y del muscular. Los rabdomiomas, el segundo tipo de tumor primario más importante, se desarrollan en la niñez y se asocian a una rara enfermedad propia de esta edad denominada esclerosis tuberosa. Otros tumores primarios cardíacos, como los tumores primarios cancerosos, son muy poco frecuentes y no existe un buen tratamiento para ellos. La expectativa de vida para los niños que los padecen es menos de un año.

Para diagnosticar los tumores cardíacos se usan muchas pruebas. Algunas veces, el ecocardiograma (una prueba con ultrasonidos que permite delinear las estructuras) puede poner de manifiesto una imagen del contorno de los tumores. Los ultrasonidos que emplea esta técnica pueden atravesar la pared del tórax o bien la del esófago desde el interior del mismo (ecocardiograma transesofágico). Otro procedimiento es la introducción por una vena de un catéter hasta el corazón, para inyectar sustancias de contraste que permiten dibujar el tumor en las radiografías; sin embargo, pocas veces es necesario recurrir a este procedimiento. También se utilizan la tomografía computadorizada (TC) y la resonancia magnética (RM). Si se encuentra un tumor, se extrae una pequeña muestra con un catéter especial; la muestra se utiliza para identificar el tipo de tumor y ayudar a seleccionar el tratamiento más adecuado.

La extracción quirúrgica de un tumor primario único no canceroso del corazón constituye un tratamiento curativo. Cuando existen varios tumores primarios sólo se tratan los que son tan grandes que no pueden ser extraídos. Los tumores cancerosos primarios y secundarios son incurables; sólo se tratan sus síntomas.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.
Manual Merck
Manual Merck

La obra de referencia médica más consultada del mundo, que cubre todas las áreas de la medicina general y sus especialidades.

Actualidad
Actualidad

Accede a información que puede ser de tu interés.


Encuestas
Encuestas

Accede a encuestas y test que te pueden ayudar a conocer un poco más sobre las patologías que te interesen.