Trastornos de las glándulas sebáceas

Las glándulas sebáceas, que secretan material graso (sebo) sobre la piel, se localizan en la dermis, la capa de piel situada inmediatamente por debajo de la capa superficial (epidermis). Los trastornos de las glándulas sebáceas comprenden la acné, la rosácea, la dermatitis perioral y los quistes sebáceos.

Acné

La acné es una enfermedad cutánea frecuente causada por obstrucción de los poros de la piel, con la consecuente formación de granos y de abscesos inflamados e infectados (acumulaciones de pus).

La acné afecta a los adolescentes debido a una interacción entre hormonas, sebo y bacterias que viven sobre la piel o dentro de ella y también en el cabello. Durante la pubertad, aumenta la actividad de las glándulas sebáceas de la piel con producción excesiva de sebo. A menudo, el sebo seco, la piel descamada y las bacterias se acumulan en los poros de la piel formando un comedón, que impide que el sebo fluya desde los folículos pilosos atravesando los poros. Si el bloqueo es incompleto se forman puntos negros; si es completo, aparecen puntos blancos. Las bacterias crecen en los poros obstruidos y descomponen parte de la grasa del sebo, irritando aún más la piel. Los puntos negros y blancos irritados producen erupciones cutáneas que son más comúnmente conocidas como granos de acné. Si la infección e irritación del grano se acentúan, puede formarse un absceso.

Cuando la persona presenta comedones, granos y pústulas (ampollas llenas de pus) sin abscesos, la enfermedad recibe el nombre de acné superficial; si los granos inflamados se proyectan hacia el interior de la capa de piel subyacente y aparecen quistes llenos de pus que pueden romperse y transformarse en grandes abscesos, la enfermedad recibe el nombre de acné profunda.

Síntomas

La acné empeora durante el invierno y mejora en verano, probablemente debido al efecto beneficioso del sol. La dieta tiene escasa o nula influencia sobre la acné; no obstante, algunas personas son sensibles a ciertos alimentos. Eliminar esos alimentos de la dieta durante varias semanas para después incluirlos de nuevo puede ayudar a determinar su verdadera influencia sobre la acné. La acné también puede aparecer con cada ciclo menstrual en las mujeres jóvenes y puede desaparecer o empeorar notablemente durante el embarazo. En los adolescentes el uso de fármacos anabolizantes puede empeorar la acné. Ciertos cosméticos pueden agravarla al obstruir los poros

En la acné profunda la infección puede extenderse y producir grandes zonas de piel enrojecida e inflamada, quistes llenos de pus, así como abscesos (todo lo cual puede romperse y dejar cicatrices). La acné superficial no suele dejar cicatrices. Apretar los granos o intentar abrirlos de otra forma puede empeorar la acné superficial aumentando la infección, la inflamación y la formación de cicatrices.

Tratamiento

Lavar las zonas afectadas varias veces al día resulta poco eficaz, aunque mejora el aspecto de los pacientes con cara grasienta. Se puede utilizar cualquier buen jabón. Los jabones antibacterianos no resultan particularmente beneficiosos y si bien los jabones abrasivos pueden secar mejor las lesiones pueden también irritar la piel. Las compresas de agua caliente ayudan a ablandar los comedones, resultando más fácil su extracción. Un médico puede enseñar al paciente o a algún familiar cómo eliminar cuidadosamente los comedones una o dos veces a la semana, preferiblemente con una aguja esterilizada o un extractor en forma de asa de Schamberg. Los granos sólo deberían abrirse con una aguja esterilizada una vez formada la pústula. Otros tratamientos dependen de la gravedad de la acné.

Acné superficial

Para curar los granos, se pueden aplicar sobre la piel antibióticos como la clindamicina o la eritromicina junto con un irritante como la tretinoína (ácido retinoico) o sin él. Otros antibióticos administrados por vía oral, como tetraciclina, minociclina, eritromicina o doxiciclina, pueden reducir o a veces prevenir la acné superficial, pero podrían ser necesarios meses o años de tratamiento para poder controlarla.

La luz solar puede ser beneficiosa porque seca la piel y causa una ligera descamación, que acelera la curación. Sin embargo, la exposición a la luz solar puede causar una grave irritación en las personas que usan tretinoína. La tretinoína aplicada en forma de crema, líquido o gel seca la piel, pero debe utilizarse con precaución. Si se produce irritación, la tretinoína debería ser aplicada sólo por la noche o bien a días alternos, siempre por la noche. Así mismo, debería aplicarse suavemente sobre la cara, evitando los ojos, las comisuras de los labios y los pliegues que rodean la nariz. La acné puede empeorar a los pocos días de tratamiento con tretinoína, pero después de 3 a 4 semanas comienza a mejorar.

Otros fármacos tópicos beneficiosos son el peróxido de benzoílo (el mejor medicamento tópico de venta libre) y diversos preparados que contengan sulfuro de resorcinol. Estos fármacos se aplican por lo general dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche

Acné profunda

Los médicos hacen todo lo posible para evitar la cicatrización característica de la acné profunda y por lo general prescriben un antibiótico oral como la tetraciclina, la minociclina o la eritromicina. Los pacientes con acné profunda pueden necesitar mantener el tratamiento con una de estas medicaciones durante semanas, meses o incluso años para evitar una recaída. Sin embargo, una adolescente que use estos antibióticos puede desarrollar una infección vaginal por levaduras (vaginitis candidiásica) que puede necesitar ser tratada con otros fármacos. Si existe dificultad en controlar la infección por levaduras, debería suspenderse el tratamiento de la acné con antibióticos orales.

Comparación entre acné superficial y acné profunda

Comparación entre acné

Corte transversal de piel normal - Acné superficial - Acné profunda

Cuando los antibióticos no dan resultado, la isotretinoína por vía oral representa el mejor tratamiento. Este fármaco ha revolucionado la terapia de la acné, pero puede tener graves efectos colaterales. La isotretinoína puede dañar a un feto en desarrollo, por lo que las mujeres que la toman deben adoptar estrictas medidas anticonceptivas para evitar quedarse embarazadas. Una mujer sexualmente activa debería hacerse una prueba de embarazo antes de iniciar la terapia con isotretinoína y repetirla con intervalos mensuales mientras dura el tratamiento. Las medidas anticonceptivas o la abstinencia sexual deberían comenzar un mes antes de iniciar el tratamiento y deberían mantenerse durante el mismo, prolongándose un mes más después de suspenderlo. Deben efectuarse análisis de sangre para cerciorarse de que el fármaco no está afectando las células sanguíneas, el hígado o los valores de grasas (triglicéridos y colesterol). Estas pruebas se realizan antes de iniciar el tratamiento, repitiéndose al cabo de dos semanas después de haberlo iniciado y después una vez al mes durante el tratamiento. La mayoría de los pacientes que usan isotretinoína tienen sequedad de ojos y de la mucosa que reviste el pene o la vagina, así como los labios fisurados. La gelatina de petróleo puede ayudar a aliviar la sequedad de la piel. Alrededor del 15 por ciento de los pacientes tratados con isotretinoína padece dolor o rigidez de las grandes articulaciones y de la parte inferior de la espalda; el dolor suele desaparecer cuando se reduce la dosis. Por lo general, el tratamiento se mantiene durante 20 semanas. Si fuera necesario repetir el tratamiento, sólo debería reiniciarse al menos 4 meses después de la suspensión del anterior. En ocasiones los dermatólogos tratan los quistes o los abscesos inflamados inyectando corticosteroides en su interior. En algunos casos el médico también puede realizar una incisión en un quiste o en un absceso para abrirlo y vaciarlo (drenarlo). La dermoabrasión, un procedimiento consistente en frotar la superficie de la piel con un instrumento metálico abrasivo para desprender la capa superior, puede ser útil para las cicatrices pequeñas.

La terapia con rayos X para tratar la acné no es recomendable y los corticosteroides tópicos pueden realmente empeorarla. En mujeres que desarrollan acné grave durante su período menstrual, un anticonceptivo oral puede ser eficaz, pero es necesario que el tratamiento dure de 4 a 6 meses para valorar los resultados.

Rosácea

La rosácea es una enfermedad cutánea crónica que produce enrojecimiento, diminutos granos y rotura de los vasos sanguíneos, generalmente en la parte central de la cara.

Se produce un engrosamiento de la piel, particularmente alrededor de la nariz, que adquiere un aspecto rojo y bulboso; esta forma recibe el nombre de rinofima. En ocasiones la rosácea puede aparecer en el tronco, los brazos y las piernas en lugar de hacerlo en la cara.

Su causa es desconocida. La enfermedad se presenta normalmente en la edad madura y es más frecuente en las personas de tez clara. Las personas alcohólicas son susceptibles de padecer rosácea, en particular rinofima. Los corticosteroides de uso tópico agravan la rosácea. Esta enfermedad se reconoce fácilmente, si bien en ocasiones puede parecerse a la acné y a otros trastornos cutáneos.

Tratamiento

Se deberían evitar los alimentos que causan dilatación de los vasos sanguíneos de la piel (por ejemplo, los alimentos con muchas especias, el alcohol, el café y los refrescos con cafeína). Ciertos antibióticos orales mejoran la rosácea; las tetraciclinas suelen ser las más eficaces y las que producen menores efectos colaterales. Los antibióticos que se aplican sobre la piel, como el gel de metronidazol, también son eficaces. El tratamiento con antibióticos del rinofima grave da resultados inciertos. Esta forma de la enfermedad puede necesitar una intervención quirúrgica.

Dermatitis perioral

La dermatitis perioral es una erupción rojiza y frecuentemente abultada que aparece alrededor de la boca y sobre la barbilla.

La dermatitis perioral puede tener un gran parecido con la acné y con la rosácea. Sin embargo, una zona de piel normal suele separar el borde de los labios de las lesiones.

Los corticosteroides y algunos cosméticos oleosos, especialmente los hidratantes, pueden causar la enfermedad o bien empeorarla. Sin embargo, a menudo se desconoce la causa. Este trastorno afecta principalmente a las mujeres de 20 a 60 años de edad.

Tratamiento

Las tetraciclinas por vía oral constituyen generalmente el mejor tratamiento. Si éste no cura la erupción y las lesiones son particularmente persistentes, la isotretinoína, un fármaco específico para la acné, puede resultar eficaz.

Quistes sebáceos

Un quiste sebáceo (quiste queratinoso) es una hinchazón de crecimiento lento de la piel que contiene material cutáneo muerto, así como desechos y otras partículas de la piel.

Estos quistes pueden ser diminutos y aparecer en cualquier parte del cuerpo, más frecuentemente en el cuero cabelludo, orejas, cara, espalda o escroto. Por lo general son duros y fáciles de mover dentro de la piel. Normalmente no son dolorosos. Los quistes sebáceos pueden ser amarillentos o de color carne; si se puncionan se produce la salida de un material grasiento y caseoso. En ocasiones se infectan.

Tratamiento

El tratamiento de un quiste sebáceo consiste normalmente en practicar una punción sobre su superficie con una aguja o bien una incisión con bisturí para evacuar su contenido. Sin embargo, los quistes de mayor tamaño, a no ser que se extirpen completamente, pueden reaparecer. Los quistes infectados se tratan con un antibiótico y se extirpan quirúrgicamente.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.
Manual Merck
Manual Merck

La obra de referencia médica más consultada del mundo, que cubre todas las áreas de la medicina general y sus especialidades.

Actualidad
Actualidad

Accede a información que puede ser de tu interés.


Encuestas
Encuestas

Accede a encuestas y test que te pueden ayudar a conocer un poco más sobre las patologías que te interesen.