Alteraciones de la pigmentación

SECCION 18 > ENFERMEDADES DE LA PIEL

Alteraciones de la pigmentación

El color de la piel está determinado por una combinación de pigmentos producidos en la piel y los colores naturales de las capas más externas de la misma. Sin pigmentación, la piel tendría un color blanco pálido con varias gamas de color rosa, debido a la sangre que fluye a través de ella. El principal pigmento de la piel es la melanina, un pigmento de color pardo oscuro formado por células (melanocitos) distribuidas entre las demás células de la capa superior de la piel, la epidermis.

La hipopigmentación, una cantidad anormalmente baja de pigmento, en general se limita a pequeñas áreas de piel. Por lo general deriva de un proceso inflamatorio previo en la piel o, en casos excepcionales, puede representar una enfermedad hereditaria.

Cuando la piel se expone a la radiación solar, aumenta la producción de melanina y ello produce el bronceado. Un aumento de la cantidad de melanina (hiperpigmentación) puede ser una respuesta a alteraciones hormonales, como los que pueden tener lugar en la enfermedad de Addison, durante el embarazo o con el uso de anticonceptivos orales. La piel también puede oscurecerse en enfermedades como la hemocromatosis o la hemosiderosis, o bien como respuesta a muchos medicamentos que se aplican sobre la piel, se ingieren, o se inyectan.

Albinismo

El albinismo es una enfermedad poco frecuente y hereditaria en la que no se forma melanina.

Las personas con albinismo (albinos) pueden tener el pelo blanco, la piel pálida y los ojos rosados. A menudo, también pueden presentar visión anormal y movimientos oculares involuntarios (nistagmo).

Debido a que la melanina protege la piel de la acción del sol, los albinos son muy propensos a las quemaduras solares y, en consecuencia, a los cánceres de piel. Sin embargo, pueden minimizar estos problemas alejándose de la luz solar directa, usando gafas de sol y aplicándose un filtro solar con un factor de protección (FPS) mayor de 15 en las partes descubiertas de su piel.

Vitíligo

Piel afectada por vitíligo

Vitíligo
Ausencia de pigmentación en la piel afectada.

El vitíligo es una enfermedad en la que la pérdida de melanocitos produce placas lisas y blancas en la piel.

En algunas personas aparecen sólo una o dos placas bien delimitadas; en otras, las placas de vitíligo aparecen sobre una extensa parte del cuerpo. Los cambios son más vistosos en personas de pigmentación oscura. Como en el albinismo, la piel no pigmentada es extremadamente sensible a las quemaduras solares. Las áreas de piel afectadas por vitíligo producen también pelo blanco, porque los folículos pilosos pierden los melanocitos.

El vitíligo puede aparecer después de un trauma físico poco común, especialmente un traumatismo de la cabeza, y tiende a concurrir con determinadas enfermedades, como la enfermedad de Addison, la diabetes, la anemia perniciosa y la enfermedad tiroidea. El vitíligo puede ser psicológicamente devastador debido a la gran desfiguración que se produce tras el cambio en la pigmentación.

La pitiriasis versicolor es una infección micótica de la piel que puede asemejarse al vitíligo, si bien en ocasiones produce hiperpigmentación.

Tratamiento

No se conoce cura para el vitíligo. Las áreas pequeñas pueden camuflarse con diversos tintes que no manchen la ropa y cuyos efectos duren varios días. En ocasiones, el tratamiento con psoralenos (fármacos fotosensibles) combinados con rayos ultravioleta A (PUVA) es efectivo; pero el tratamiento requiere tiempo y debe continuarse indefinidamente. Los filtros solares y los protectores contra la exposición al sol pueden evitar las quemaduras.

Pérdida de pigmento tras una lesión cutánea

En ocasiones la piel pierde su pigmento una vez que se curan ciertas enfermedades cutáneas como las vesículas, las úlceras, las quemaduras y las infecciones cutáneas. En este caso la piel no es tan blanca como en el vitíligo y con el paso del tiempo puede reaparecer la pigmentación. Los cosméticos pueden ocultar este tipo de mancha cutánea.

Melasma

El melasma aparece sobre la cara (habitualmente en la frente, mejillas, sienes y mandíbulas) como unas placas hiperpigmentadas de color pardo oscuro, a menudo bien delimitadas, a ambos lados de la cara de forma simétrica.

El melasma aparece principalmente durante el embarazo (máscara del embarazo), aunque también puede aparecer en mujeres que toman anticonceptivos orales. El oscurecimiento, por lo general, desaparece poco después del parto o de la suspensión de los anticonceptivos orales.

Las personas afectadas de melasma pueden usar filtros solares sobre las placas oscuras y evitar la exposición al sol para prevenir el empeoramiento de la enfermedad. Si se aplican regularmente durante largo tiempo, ciertos ungüentos que se venden con prescripción médica pueden aclarar las placas oscuras.

El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.
Manual Merck
Manual Merck

La obra de referencia médica más consultada del mundo, que cubre todas las áreas de la medicina general y sus especialidades.

Actualidad
Actualidad

Accede a información que puede ser de tu interés.


Encuestas
Encuestas

Accede a encuestas y test que te pueden ayudar a conocer un poco más sobre las patologías que te interesen.